Publicado: 16.12.2015 18:46 |Actualizado: 16.12.2015 18:46

Los bancos españoles ganaron 9.233 millones hasta septiembre

La morosidad baja 1,2 puntos, hasta el 6,4%, con una cobertura de los dudosos del 63%, y la ratio de solvencia escala al 12,16%

Publicidad
Media: 1
Votos: 1
Comentarios:
Foto recurso banca. EP

El crédito a la clientela se incrementó en un 8,3% y los depósitos de la clientela aumentaron un 6,3% en tasa anual.

MADRID.- Los grupos bancarios españoles obtuvieron un resultado atribuido de 9.233 millones de euros durante los nueve primeros meses del ejercicio 2015, con una disminución del 3,2% respecto a los alcanzados en el mismo periodo de 2014, según los estadios financieros publicados por la Asociación Española de la Banca (AEB).

En estos tres primeros trimestres del año la cuenta de resultados de los bancos españoles se ha caracterizado por un mantenimiento de los márgenes en niveles similares a los del año anterior; una mejora la eficiencia gracias a la moderada evolución de los gastos de explotación; un descenso de las pérdidas por deterioro de activos financieros como consecuencia de la reducción de la morosidad, y una menor aportación de los resultados extraordinarios, considerados no recurrentes.



La ratio de solvencia, 'Common Equity Tier 1' (CET 1), se situaba, al cierre del periodo, en el 12,16%, 63 puntos básicos superior a la de 2014, mientras que la ratio de morosidad descendía al 6,4% frente al 7,6% de septiembre de 2014, con un nivel de cobertura del 63%, cinco puntos porcentuales mayor a la de un año antes.

El margen de intereses, que refleja la actividad típica de las entidades bancarias, ascendió a 42.199 millones y se incrementó un 12,6% anual, por encima del crecimiento del 10% de los activos totales medios (ATM), hasta alcanzar el 2,23% en tasa anualizada de rentabilidad sobre ATM, con una mejora de cinco puntos básicos respecto a septiembre de 2014.

Según la AEB, esta mejora se ha producido "de manera equilibrada", tanto en los productos de pasivo como en los de activo y procede tanto del aumento del volumen como de la mejor gestión de los precios.

Las comisiones netas cobradas a los clientes por distintos conceptos crecieron un 5,6%, hasta los 13.027 millones de euros.

Los resultados por operaciones financieras (ROF) del periodo y, en particular, los imputables a la actividad de negociación, son inferiores en 25 puntos básicos sobre ATM a los de un año antes, si bien han sido compensados por los mayores beneficios obtenidos por diferencias de cambio y por "otros resultados de explotación", cuyo incremento neto mejora la rentabilidad en 17 y 8 puntos básicos sobre ATM, respectivamente.

Estas variaciones explican, en conjunto, que el margen bruto se haya incrementado en un 10% anual, hasta alcanzar un volumen de 62.454 millones de euros, equivalente a una rentabilidad del 3,3% de los ATM, en términos anualizados, similar a la del ejercicio anterior.

Los gastos de explotación crecieron a un ritmo del 7,9% en tasa anual y sitúan la ratio de eficiencia ligeramente por debajo del 48%, un punto porcentual más que en septiembre de 2014, porcentaje que, según destaca la AEB, se compara muy favorablemente con los de otros países del entorno.

Las provisiones bajan un 6,8%

Las dotaciones y pérdidas por deterioro de activos financieros cayeron un 6,8%, hasta los 16.229 millones, continuando la tendencia de progresiva reducción observada en los últimos trimestres, de forma que hasta septiembre se redujeron en 16 puntos básicos hasta alcanzar el 0,71% de los ATM. El resultado de la actividad de explotación fue 18 puntos básicos sobre ATM superior al de un año antes.

La rentabiliad de los recursos propios (ROE) se situaba al final del periodo en el 6,56%, frente al 7,47% del mismo periodo del año anterior, afectado por los fondos propios, que han aumentado en término medio hasta un 10,2% anual.

El crédito crece un 8,3% y los depósitos un 6,3%

El crédito a la clientela se incrementó en 116.000 millones de euros, un 8,3% anual, con una ratio de morosidad del 6,4% frente al 7,6% de septiembre de 2014, y unos niveles de cobertura de los saldos dudosos del 63%, cinco puntos porcentuales mayor que la de un año antes.

Respecto a los depósitos, pese al inusual entorno de tipos de interés muy bajos, los depósitos de la clientela aumentaron un 6,3% en tasa anual, unos 80.000 millones de euros, con lo que la ratio de créditos sobre depósitos se sitúa en el 112,4%, dos puntos porcentuales superior a la observada al cierre del tercer trimestre de 2014.

El balance consolidado de los grupos bancarios españoles se eleva a 2,6 billones de euros a 30 de septiembre de 2015, un 7,6% mayor que doce meses antes. A este incremento han contribuido tanto el crecimiento orgánico como varias operaciones societarias de distinto signo y las variaciones del tipo de cambio respecto del euro de las monedas en las que operan algunos grupos bancarios españoles.

Asimismo, el agregado de las cuentas de pérdidas y ganancias individuales de los bancos españoles presentaba, a 30 de septiembre 2015, un resultado contable de 5.179 millones de euros, lo que representa un incremento de 1.111 millones, un 27,3% más, respecto a los obtenidos en septiembre de 2014.

Etiquetas