Público
Público

Bankia confía en que el Estado reduzca su participación antes de fin de año

El banco presentará en enero o febrero su nuevo plan estratégico, que puede contemplar una elevación del porcentaje destinado al pago de dividendo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El consejero delegado de Bankia, José Sevilla, durante la presentación de los resultados de la entidad hasta septiembre. EFE/ Ballesteros

El consejero delegado de Bankia, José Sevilla, confía en que el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), que controla un 67% del capital de la entidad,  encuentre "ventanas" para la privatización de la entidad "en el mes en curso o a final de año", aunque ha matizado que es una decisión del accionista.

"Confiábamos en que una vez se aprobara la integración con Banco Mare Nostrum (BMN) y Bankia, el accionista encontrara ventanas para la privatización", ha reconocido durante la presentación de los resultados de la entidad, que en los nueve primeros meses del año ganó 739 millones de euros, lo que supone un incremento del 1% respecto al mismo periodo del año anterior, debido al incremento de los ingresos por comisiones y al descenso tanto de los gastos como de las dotaciones a provisiones por la mejor calidad crediticia.

En todo caso, ha señalado que es una "decisión que tiene que tomar el accionista" y ha apuntado que en Bankia tienen "una cierta confluencia de opiniones" con el FROB. En este sentido, hace unos días, el ministro de Economía, Industria y Competitividad, Luis de Guindos, avanzó que el Gobierno podría acometer la venta de otro paquete adicional de Bankia "antes de final de año" si se "solventa" y "endereza" la situación política en Catalunya.

"Es verdad que los eventos que hemos tenido probablemente han influido en el mercado", ha reconocido Sevilla preguntado sobre si la situación de Catalunya ha afectado a las oportunidades de venta de un paquete de Bankia, como se ha reconocido desde el Ministerio de Economía.

El consejero delegado del banco ha indicado que el mercado ha sido "muy volátil" en las últimas semanas como consecuencia de las tensiones en Cataluña, aunque ha apuntado que también es cierto que las semanas antes de la presentación de resultados "no se pueden hacer colocaciones".

"Espero que, en la medida que este proceso de normalización del mercado se vaya consolidado y vaya siendo relativamente ágil, esto ayude a que esa ventana se consolide y pueda haber nueva privatización antes de final de año", ha reiterado.

En el caso de que se vendiera un paquete de Bankia próximamente, se trataría de la segunda vez que el Gobierno desinvierte en la entidad, después de que en febrero de 2014 el FROB, que dispone de una participación superior al 67% de la entidad, vendiera entre inversores institucionales una participación del 7,5% del banco por un importe ligeramente superior a 1.300 millones de euros.

Según Sevilla, dado que el FROB tiene un mandato de desinvertir su participación en la entidad antes del final de 2019, el accionista mayoritario de Bankia "tendrá que analizar todos los instrumentos de desinversión adecuados".

Nuevo plan estratégico

La entidad, que culmina este año su periodo de reestructuración de cinco años, tiene la intención de anunciar su nuevo plan estratégico o bien a finales de enero o bien en febrero de 2018.

En cuanto al dividendo, el ejecutivo ha recordado que el objetivo del banco es alcanzar un pay out del 40%, un objetivo que podrá aumentar en los próximos años "en la medida en que los ratios de capital sigan evolucionando bien y manteniendo niveles de fortaleza".

Por otra parte, Sevilla se ha mostrado "muy satisfecho" con el acuerdo del que dispone Bankia con Mapfre para la venta de seguros y ha explicado que aporta una contribución de unos 100 millones de euros a la cuenta de resultados del banco.