Publicado: 22.04.2015 13:11 |Actualizado: 22.04.2015 18:01

Bankia espera un "sustancial" crecimiento del beneficio en 2015

Protestas de los accionistas durante la junta por la salida a bolsa, centradas en Rodrigo Rato

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
El presidente de Bankia, Jose Ignacio Goirigolzarri, con el consejero delegado, José Sevilla, y otros consejeros, antes del inicio de la junta de accionistas de la entidad. REUTERS/Heino Kalis

El presidente de Bankia, Jose Ignacio Goirigolzarri, con el consejero delegado, José Sevilla, y otros consejeros, antes del inicio de la junta de accionistas de la entidad. REUTERS/Heino Kalis

VALENCIA.- El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, ha asegurado este miércoles que la entidad espera conseguir en 2015 un "sustancial incremento del beneficio", después de haber logrado un resultado atribuido de 747 millones en 2014, con el que podrá avanzar en su objetivo de devolver las ayudas derivadas de su nacionalización.

El equipo de Goirigolzarri había previsto para este 2015 un beneficio neto en el grupo consolidado BFA-Bankia en torno a los 1.200 millones de euros.

En su intervención en la Junta General de Accionistas que Bankia, celebrada este miércoles en Valencia, el banquero destaró que la entidad va a abonar el primer dividendo tras la nacionalización. "Esta junta está aprobando el primer dividendo de la entidad y es una gran noticia, por lo que representa y porque es una manera de devolver las ayudas a los contribuyentes", ha subrayado Goirigolzarri.



El Estado se embolsará algo más de 126 millones con el primer dividendo que repartirá Bankia

El Estado, que controla un 62,9% de Bankia, se embolsará algo más de 126 millones de euros, que se sumarán a los 1.304 millones de euros que ya se recuperaron con la venta en mercado de un 7,5% en febrero del año pasado. Esta venta, según Goirigolzarri, permitió "comenzar el proceso de devolución de ayudas a los contribuyentes", lo que considera "de máximo importancia". También se ha referido a la revisión de balances y a los test de estrés que "mostraron la buena salud del sector financiero español" y "el excelente nivel de solvencia y solidez del Grupo BFA-Bankia".

Durante su discurso, el presidente de Bankia ha explicado que el banco tiene como "meta" este ejercicio cumplir con los objetivos del Plan Estratégico, que acaba a finales de este año y que tiene como uno de sus hitos alcanzar un ROE del 10%.

Goirigolzarri calcula que el PIB españól crecerá este año cerca de un 3%

Del mismo modo, ha repasado ante los accionistas la cuenta de resultados de 2014, cuando el banco obtuvo un beneficio atribuido de 747 millones, de los que 202 millones se repartirán en forma de dividendo, con 1,75 céntimos de euro por acción. El resultado, tal y como ha detallado, incluye el efecto de la provisión para hacer frente a posibles demandas civiles por la salida a bolsa de 2011.

También ha explicado que en 2014 Bankia también fue capaz de reducir su saldo de morosos en 3.500 millones, incrementar la cobertura de los créditos dudosos, mejorar la posición de liquidez o generar 200 puntos básicos de capital.

Goirigolzarri, que se ha mostrado optimista sobre la marcha de la economía española (para la que espera un crecimiento del PIB de alrededor del 3% este año) ha reiterado el objetivo de la entidad de incrementar en un 10% su saldo de crédito para autónomos, pymes y comercios este año.

Una afectada por las preferentes protesta durante la junta de accionistas de Bankia. REUTERS/Heino Kalis

Una afectada por las preferentes protesta durante la junta de accionistas de Bankia. REUTERS/Heino Kalis

Como en años anteriores, tanto en el exterior como en el interior de la junta de Bankia, se produjeron protestas de los accionistas y de afectados por las preferentes.

El enfado de los accionistas se centró en este caso sobre todo en los supuestos errores contables denunciados por dos peritos del Banco de España en el momento de su salida a bolsa. Los técnicos del Banco de España sostuvieron en diciembre que la salida a bolsa de la entidad se hizo con unos estados financieros que no expresaban la imagen fiel de la entidad.

El 72,8% de los 183.248
arbitrajes por las preferentes se ha resuelto de forma favorable por 2.166 millones

El grupo BFA-Bankia, rescatado con ayudas públicas de 22.424 millones de euros, está bajo investigación por irregularidades asociadas a su salida a bolsa cuando Rodrigo Rato era el presidente de la entidad, nacida de la fusión de siete cajas de ahorros.

Rato, que desde finales de semana pasada también está siendo investigado por un supuesto fraude fiscal en relación con su patrimonio personal, también fue objeto de protestas de los accionistas presentes en las inmediaciones del Palacio por el supuesto uso indebido de las tarjetas opacas.

 

En un intento de calmar el ánimo de los accionistas, Goirigolzarri adelantó que, de los 183.248 solicitudes recibidos en los procesos de arbitraje sobre la supuesta venta fraudulenta de las preferentes por parte de Bankia, se resolvieron un 72,8% de forma favorable por 2.166 millones de euros.​