Público
Público

Bankia gana un 37% menos en 2017 por la fusión con BMN

La entidad controlada por el Estado prevé culminar la integración tecnológica con Banco Mare Nostrum antes de terminar el primer trimestre del año, después de haber inscrito la operación en el Registro Mercantil de Valencia el 8 de enero.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Detalle de la sede de Bankia, en Madrid. REUTERS

Bankia registró un fuerte descenso de su beneficio en 2017 por los saneamientos asociados a la integración de Banco Mare Nostrum (BMN). La entidad, participada en un 61% por ciento por el Estado, señaló el lunes que en el pasado ejercicio su beneficio neto se redujo un 37,3% hasta los 505 millones de euros por los ajustes relacionados con la fusión, cerrada el pasado mes de diciembre.

Sin esas cuestiones extraordinarias (entre otras, un incremento de los gastos y provisiones, una tasa impositiva del 43% en el último trimestre y la aportación de fin de año de 122 millones de euros al Fondo de Garantía de Depósitos), el resultado neto habría mejorado un 1,4%, hasta los 816 millones, en línea con la previsiones de los analistas.

En un entorno de presión continua sobre los márgenes y menores ingresos por operaciones de trading, la entidad controlada por el Estado registró un margen de intereses (la diferencia entre lo que el banco cobra por los préstamos y paga por los depósitos) de 1.943 millones de euros (ex BMN), un descenso del 9,6% sobre el mismo periodo del año anterior, en línea también con las previsiones del mercado.

El margen bruto, por su parte, se situó en 3.027 millones de euros, un 4,4% inferior al del ejercicio anterior. Mientras, Bankia mantuvo los gastos de explotación estables en términos comparables y la ratio de eficiencia quedó en el 51,2%, frente al 55,6% de media del sector (según los últimos datos disponibles, entre septiembre de 2016 y septiembre de 2017).

En datos estancos la entidad registró una pérdida neta de 235 millones de euros con la integración de BMN en el cuarto trimestre. Sin BMN, su beneficio se habría situado en 77 millones de euros frente a los 73 millones en el mismo periodo del año anterior.

El margen de intereses entre octubre y diciembre alcanzó los 476 millones de euros (ex BMN), un 7,9% menos que en el periodo comparable en 2016. Con BMN, el margen de intereses se situó en el cuarto trimestre en 501 millones de euros.

La nueva norma contable IFRS9 para la dotación de provisiones restará 39 puntos básicos a la ratio de capital de Bankia en el nuevo ejercicio. A finales de 2017, su ratio de capital CET 1 fully loaded, la medida de solvencia más exigente en el sector, se situó en el 12,33% tras sufrir una merma de 250 puntos básicos por el impacto de la compra de BMN.

En términos de morosidad, el grupo cerró diciembre con una tasa de impagos en sus créditos (incluyendo ya BMN) del 8,9%, una décima más que en el tercer trimestre. Sin BMN, la mora de Bankia habría bajado al 8,5%.

El consejo de administración ha propuesto mantener el dividendo en 11,024 céntimos por acción, lo que eleva la retribución anual a accionistas a 340 millones de euros y el pay-out al 41,7%. Con la participación actual del 61% que el FROB tiene de Bankia, este dividendo supondrá un nuevo avance del proceso de devolución de las ayudas por importe de 207 millones de euros.

El consejero delegado de Bankia, José Sevilla, a su llegada a rueda de prensa donde ha presentado resultados de 2017. EFE/ Paco Campos

En la presentación de resultados el consejero delegado de Bankia, José Sevilla, se refirió a próximas colocaciones de acciones en manos del Estado de cara a la reprivatización total de la entidad antes de 2019. "No me siento legitimado para hablar y habrá que ver qué porcentajes (se pueden vender) yo creo que el mercado sí tiene más apetitivo para absorber paquetes más grandes pero depende del momento" dijo.

Sevilla cree que hay "tiempo razonable" para privatizar Bankia antes de 2019

El Estado, que todavía tiene un 61% de la entidad, ha realizado un par de colocaciones del orden del siete por ciento entre inversores institucionales, pero Sevilla dijo que podrían sondearse otras formas de desinversiones como por ejemplo una OPV con un folleto registrado en la CNMV. El número dos del banco señaló que queda "tiempo razonable" para que el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) desinvierta su participación en la entidad antes de finales de 2019.

Sevilla, además, adelanto que a finales de febrero, Bankia presentará su nuevo plan estratégico 2018-2020, una vez que el banco da por finalizado el proceso de reestructuración de cinco años iniciado en 2012.

bankia prevé culminar la integración tecnológica con BMN el próximo 19 de marzo, después de haber inscrito la fusión en el Registro Mercantil de Valencia el pasado 8 de enero. "Tenemos ya una experiencia en procesos de integración. Bankia es el resultado de la integración de siete cajas", indicó  Sevilla para justificar el "reto" de llevar a cabo una integración "tan rápida". La marca BMN, recordó, dejará de existir tras la integración.

Los accionistas de BMN recibieron el pasado 11 de enero los títulos correspondientes al canje por la integración con Bankia, que comenzaron a cotizar en la Bolsa española al día siguiente, después de que el pasado mes de diciembre el banco presidido por José Ignacio Goirigolzarri obtuviera las autorizaciones necesarias para la fusión.

Sin comentarios sobre el ERE

Sevilla rehusó hacer comentarios sobre el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que la entidad está negociando con los sindicatos y que contempla la salida de 2.291 trabajadores.

"Lo razonable es no hacer grandes manifestaciones", ha indicado Sevilla, que sí ha querido explicar que "el entorno de la mesa de negociación es de normalidad" y Bankia se sienta "con espíritu constructivo y ganas de llegar a un acuerdo y hacer las cosas bien".