Publicado: 02.11.2015 09:07 |Actualizado: 02.11.2015 19:43

Bankia gana 855 millones de euros, un 7,3 % más que un año antes

La entidad apunta que lo más probable es que el Estado siga desprendiendose gradualmente de pequeños paquetes accionariales

Publicidad
Media: 1
Votos: 1
Comentarios:
El consejero delegado de Bankia, José Sevilla, a su llegada para la presentación de los resultados de la entidad. EFE/J. J. Guillén

El consejero delegado de Bankia, José Sevilla, a su llegada para la presentación de los resultados de la entidad. EFE/J. J. Guillén

MADRID.- Bankia registró una evolución plana en el beneficio del tercer trimestre y un aumento del 7% entre enero y septiembre gracias a menores provisiones que le permitieron avanzar en el cumplimiento de su plan estratégico en unas cifras marcadas por la caída del margen de intereses.

En los nueve primeros meses del año, el beneficio ascendió a 855 millones de euros tras caer un 25% las dotaciones a provisiones. En tanto, el beneficio generado entre julio y septiembre subió un 0,3% hasta los 300 millones. "De cara a los próximos trimestres, (...) contar con un volumen de provisiones acotado es clave para afrontar un entorno de ingresos presionados por el bajo nivel de tipos", dijo en una nota el presidente de la entidad, José Ignacio Goirigolzarri.



Controlada por el Estado con una participación de casi el 64%, las elecciones generales de diciembre han generado expectativas sobre el futuro de la entidad que tiene que completar su privatización total antes de que acabe 2017.

En rueda de prensa, el consejero delegado de Bankia, José Sevilla, se limitó a señalar que era más probable que el Estado se siguiera desprendiendo gradualmente de pequeños paquetes accionariales, en línea con la venta del 7,5% que realizó en febrero de 2014, en vez de decantarse por una venta de su participación en bloque ante el elevado valor en bolsa de la entidad, superior a los 13.500 millones de euros.

La drástica reestructuración de la entidad desde su nacionalización ha propiciado fuertes recortes de costes que, junto a la mejora gradual de los beneficios, permitió al banco elevar su rentabilidad sobre recursos propios al 9,9% desde el 9,8% de junio y Sevilla se mostró confiado en poder alcanzar el objetivo de ROE del 10% en 2015.

Detalle de la sede de Bankia, en la Torre Kio, de Madrid. E.P.

En el actual entorno de tipos en mínimos, el margen de intereses (diferencia entre lo que un banco cobra por prestar y los costes de financiación) cayó un 4% a septiembre a 2.075 millones, en línea con lo previsto por el mercado. La ardua competencia del sector por la captación de un crédito que sigue estancado también presionó el margen de intereses del tercer trimestre, que bajó más de un 6% a 688 millones.

El descenso en este margen también recogió la retirada de las cláusulas suelo en los créditos hipotecarios a particulares. Los menores costes de financiación redujeron todavía la caída del margen al 1% entre el segundo y el tercer trimestre.

En el entorno desfavorable para el sector, el crédito cayó desde diciembre un 2,7% y la rentabilidad del crédito bajó al 2,03% desde el 2,10% de junio. No obstante, la reducción del saldo de dudosos en unos 2.463 millones a septiembre permitió a la entidad reducir la mora al 11,41% frente al 12,2% de junio.

En términos de capital, otro gran mantra para un sector cada vez más sometido a exigencias regulatorias de solvencia, Bankia cerró el trimestre con un capital ordinario fully loaded del 11,73% frente al 11,31% de junio.

Al margen de la generación orgánica, Bankia se anotará en el cuarto trimestre plusvalías netas de 117 millones por la venta de City National Bankia, que generará 70 puntos de capital.