Publicado: 29.09.2015 20:57 |Actualizado: 29.09.2015 20:57

La autoridad fiscal insiste en
buscar alternativas para
financiar la Seguridad Social

El organismo advierte de que es difícil que se alcancen los ingresos previstos en 2016 por el sistema de previsión

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
El presidente de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), José Luis Escrivá. EFE

El presidente de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), José Luis Escrivá. EFE

MADRID.- La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIREF) insistió el martes en una revisión del sistema de financiación de la Seguridad Social para anclar los objetivos de déficit y asegurar el estado de bienestar. La organización pide que se apliquen medidas que "aseguren de forma más permanente la financiación de la Seguridad Social con cargo a los Presupuestos Generales del Estado u otras decisiones para equilibrar el sistema".

La AIREF, que lleva meses advirtiendo de riesgos de desviación de déficit tanto en la seguridad social como en las comunidades autónomas, dijo que, aunque el objetivo previsto para la administración central en 2016 (2,2%) parece alcanzable, hay un "alto riesgo de desviación en los fondos de la Seguridad Social" (-0,3%) "por la dificultad de alcanzar las previsiones de ingresos de los presupuestos de 2016".



Hacienda anunció el mismo martes que el déficit del Estado se redujo un 21,9% hasta agosto hasta el 2,53% del PIB, frente al objetivo del 2,9% para el conjunto del año. En datos que incluyen las CCAA y la Seguridad social, el déficit a julio asciende al 3,12% del PIB (frente al 4,2% de objetivo para todo el año).

La AIREF pide garantizar la compatibilidad entre los objetivos de estabilidad presupuestaria para los fondos de la seguridad social y la financiación de las costosas prestaciones del sistema.

Tanto el gobierno como el Banco de España han abierto el debate sobre la modificación de la financiación de una Seguridad Social con una posición financiera muy dañada por la crisis y con el fondo de reserva, popularmente conocido como la "hucha de las pensiones", muy utilizado en los últimos años y con fondos de 40.000 millones de euros que podrían agotarse a medio plazo.

Unas bases de cotización inferiores por el crecimiento del empleo precario con salarios más bajos y la introducción de tarifas planas para autónomos y para fomentar la contratación indefinida han frenado el aumento de los ingresos de la Seguridad Social pese a la creación de empleo de los últimos meses. La crisis económica adelantó los desequilibrios en las cuentas de la Seguridad Social por la caída de casi tres millones del número de cotizantes (de los que se han recuperado apenas una tercera parte), a lo que se suma el reto demográfico de una población cada vez más envejecida.

El Gobierno prevé sacar en 2016 de la denominada "hucha de las pensiones" 6.283 millones de euros, después de haber utilizado desde 2012 un total de 33.951 millones de este fondo de reserva, colchón para afrontar pagos del deficitario sistema de pensiones.

El gobernador del banco central recomendó recientemente un consenso político para atajar el problema y pidió flexibilizar los objetivos de déficit de la Seguridad Social con el fin de hacer sostenible el sistema de pensiones.

El propio Gobierno ha impulsado recientemente el debate sobre la financiación de la Seguridad Social, planteando incluso que algunas prestaciones, como las pensiones de viudedad y orfandad, puedan ser financiadas con vías alternativas a las cotizaciones sociales. El Ejecutivo ha planteado debatir si se sigue incluyendo en los presupuestos partidas como las pensiones de viudedad u orfandad, que suponen unos 20.000 millones de euros al año.