Publicado: 05.07.2016 13:17 |Actualizado: 01.08.2016 16:51

Los banqueros ganan más mientras sus accionistas se empobrecen

La retribución de los consejos de administración de Santander, BBVA, Caixabank, Bankia, Sabadell y Popular sube en conjunto un 17,2%, a pesar de que su valor bursátil cae.

Publicidad
Media: 3
Votos: 4
Comentarios:
Sede del BBVA en la zona norte de Madrid. E.P.

Sede del BBVA en la zona norte de Madrid. E.P.

MADRID.— Desde que en 2014 se quebró la tendencia alcista de la Bolsa, los seis mayores bancos españoles han perdido más de un 40% de su valor, con el consiguiente perjuicio para los accionistas.

Sin embargo, las retribuciones de los administradores de esas entidades no sólo no han sufrido merma alguna, sino que han subido de forma significativa, al menos en términos generales.



Los últimos datos oficiales existentes al respecto corresponden a 2015. Los miembros de los consejos de administración de Santander, BBVA, Caixabank, Bankia, Sabadell y Popular se embolsaron entonces 68,12 millones de euros por todos los conceptos, lo que supone un incremento del 17,2% sobre 2014.

Esos consejos están formados en conjunto por 99 personas, cuya remuneración media ascendió en 2015 a 688.000 euros, 115 millones de las antiguas pesetas. La mejor pagada, con diferencia, fue Ana Botín, presidenta del Santander (la entidad más grande), que percibió 7,5 millones de euros; seguida de su consejero delegado, José Antonio Álvarez, con 6,8 millones.

El consejo del Santander, que es el que cuenta con un mayor número de miembros (20), costó 29,68 millones de euros en 2015 y fue nuevamente el más caro del sector en valores absolutos. En el lado opuesto figuró la nacionalizada Bankia, cuyos administradores, incluido su presidente, José Ignacio Goirigolzarri, no pasan en ningún caso de los 500.000 euros anuales por cabeza.

La subida del 17,24% en la retribución de los máximos responsables de los seis principales bancos españoles coincidió con una caída de 19,7% en la capitalización bursátil. El caso más llamativo es el de Caixabank: su consejo ganó un 66,4% más, mientras el valor de la entidad descendía casi un 25%.

La depreciación de las acciones de la gran banca se ha agudizado en lo que va de año, debido entre otras cosas a la decisión del Reino Unido de abandonar la Unión Europea. Si tomamos que referencia el 1 de enero de 2014, Santander, BBVA, Caixabank, Bankia, Sabadell y Popular acumulan un retroceso del 40,8% en año y medio.