Público
Público

La batalla por el poder en Sacyr acaba con la expulsión del consejo de Moreno Carretero

El empresarios malagueño, que posee un 16,8% de la constructora, se se ve como el "primer mártir del gobierno corporativo" tras su "ignominiosa" expulsión del órgano de gobierno de la empresa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Manuel Manrique en la junta de Sacyr. EUROPA PRESS

La junta de accionistas de Sacyr aprobó el jueves la expulsión de José Moreno Carretero del consejo de administración de la sociedad, una medida extraordinaria que se incluyó por sorpresa en el orden del día y que supone la última batalla de la guerra abierta por el poder en la sociedad. La propuesta estuvo justificada en unas supuestas actuaciones contra los intereses de la compañía, según el punto introducido en el orden del día.

"Con su conducta desleal Beta Asociados está perjudicando los intereses de la compañía", dijo Manuel Manrique, presidente y consejero delegado de Sacyr, en referencia a una serie de entrevistas que había dado Moreno a la prensa en las cuales se quejó de la gobernanza corporativa de la constructora.

Beta Asociados, un vehículo controlado por el constructor malagueño, posee entre participación directa y derivados, un 16,8% de la sociedad, según consta en los registros de la CNMV.

Moreno, que hace poco más de un año solo controlaba un 6% del capital, ha ido intensificando su asalto al poder a medida que multiplicaba por tres su posición reclamado cambios en el gobierno corporativo de la constructora, proponiendo la llegada de un consejero delegado cuando el actual presidente de Sacyr, Manuel Manrique, que apenas tiene un 1,55% del capital, cumpla 65 años el año que viene, y modificar el proceso de nombramiento de los consejeros independientes.

Las propuestas de Moreno fueron rechazadas por la junta de accionistas.

El empresario Demetrio Carceller, que controla un 16,1% del capital y el fundador José Manuel Loureda con un 7,8%, han sido junto con el presidente ejecutivo, los promotores del cese del empresario. Junto con el cese de Moreno, los accionistas aprobaron reducir el consejo de administración de 14 a 13 miembros.

El empresario malagueño, que contaba con solo un sillón en el consejo de la constructora por su participación, se defendió durante la junta a través de su representante legal, quien calificó de "deshonesta" la expulsión de Moreno.

"Esto es Kafka puro"

Carretero se ve como el "primer mártir el gobierno corporativo y la transparencia" tras su "ignomiosa y atropellada" expulsión del consejo de administración de Sacyr, según aseguró un representante de Beta Asociados, la compañía a través de la que el empresario participa en la compañía.

"Esto es Kafka puro", aseguró el representante al tomar la palabra ante la junta para, en un principio, explicar y defender ante el resto de socios las propuestas de cambio en el gobierno corporativo de la constructora que Moreno Carretero llevaba a la junta, entre ellas las de nombrar un consejero delegado.

Tras exponer la media docena de propuestas, y ante el anuncio de la expulsión del accionista del consejo de Sacyr, su representante se dirigió a los consejeros del grupo con carácter independiente para reclamarles que "ejerzan su independencia".

Moreno Carretero también acudía a la junta una semana después de llevar a Sacyr ante los tribunales. El empresario ha impugnado un cambio en el reglamento del consejo del grupo referido a la obligación de los consejeros de informar sobre sus contratos de instrumentos de derivados con acciones de la empresa.

Además de expulsar al accionista y consejero, Sacyr no descarta pedirle responsabilidades en los tribunales, según indicó Manrique tras la junta. Para ello, cuentan con el "respaldo" que la asamblea también dio a la propuesta planteada por un accionista minoritario de presentar una acción de responsabilidad social contra Moreno Carretero.