Publicado: 08.09.2015 14:41 |Actualizado: 08.09.2015 15:56

BBVA avisa de una ralentización
del crecimiento del PIB

Los economistas del banco rebajan su previsión para el tercer trimestre al 0,6%, frente al 0,9% que calcula el Gobierno

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Rafael Doménech y Jorge Sicilia, de BBVA Research. E.P.

Rafael Doménech y Jorge Sicilia, de BBVA Research. E.P.

MADRID.- La economía española crecerá un 0,6% en el tercer trimestre de este año, dijo el martes el departamento de análisis de BBVA, lo que supone una revisión a la baja de una décima respecto a sus últimas previsiones. "La ralentización de la actividad durante el segundo semestre se debe al menor impulso que ejercen algunos de los vientos de cola que estimularon la demanda a comienzos del año", dijo BBVA Research en una nota trimestral sobre la situación de España.

El banco mencionó algunos factores negativos del exterior, como la revisión a la baja de las expectativas de crecimiento en economías desarrolladas y emergentes como China o la posibilidad de que se retrase la subida de tipos de interés, sobre todo en Estados Unidos. En clave interior, el banco mencionó como riesgos a la baja el aumento del diferencial de la prima de riesgo, "en parte causado por la incertidumbre de los próximos procesos electorales". Catalunya celebra unas elecciones autonómicas el 27 de septiembre que se han convocado a modo de plebiscito sobre su independencia, mientras que está previsto que haya elecciones generales en España en diciembre.



La estimación del banco para el tercer trimestre está por debajo de las previsiones lanzadas por el Ejecutivo para el periodo entre julio y septiembre, cuando espera un crecimiento "similar" al alcanzado los trimestres anteriores (0,9% y 1,0%).

El banco dijo en su análisis que las exportaciones y la demanda interna crecen a un menor ritmo en el tercer trimestre respecto al anterior.

España afronta una recuperación económica que se ve empañada por una de las tasas de paro más altas de Europa por encima del 20%, aunque recibe un impulso positivo de factores externos como el bajo precio del petróleo o el diferencial de la inflación respecto a la zona euro.

El servicio de estudios mantuvo su previsión para el crecimiento español en el conjunto del año al 3,2%, una décima menos de lo que espera el Gobierno, y del 2,7% para el próximo año, lo que para el banco "es suficiente para crear cerca de un millón de puestos de trabajo a lo largo del periodo, y reducir la tasa de paro hasta el entorno del 20 por ciento".

El banco advirtió sobre las políticas expansionistas que aumentan el gasto público y prevé que las administraciones públicas cierren este año con un déficit superior al 4,5% del PIB, frente al 4,2% que prevé el Ejecutivo en su cuadro macro enviado a Bruselas. "La mejora de la actividad no será suficiente para cumplir con el objetivo de déficit público y compensar el efecto de algunas políticas expansivas", dijo.

Etiquetas