Público
Público

BBVA gana 3.519 millones en 2017 tras restar 1.123 millones de minusvalías por Telefónica

Los buenos resultados de México y Turquía amortiguan caída de márgenes en España por los bajos tipos de interés

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Una mujer con paraguas junto a un cajero automático de una sucursal de BBVA en Madrid. REUTERS/Andrea Comas

BBVA registró un beneficio atribuido de 3.519 millones en 2017, lo que supone un incremento del 1,3% respecto a un año antes, tras el impacto de las minuvalías latentes de 1.123 millones de euros por su participación en Telefónica, que se ha anotado en la última parte del año. Excluido el ajuste contable de la operadora, el resultado ascendió a 4.642 millones de euros, un 19,7% más, frente al resultado de 2016, sin las provisiones por las cláusulas suelo, según ha informado este jueves el banco.

Esa minusvalía que se anotó el banco de Francisco González en el cuarto trimestre por el deterioro de su participación en Telefónica eclipsó la solidez de los resultados del banco , que por lo demás mostraron una evolución destacada de los mercados de México y Turquía.

Así, el segundo mayor banco de España registró en el periodo octubre-diciembre un descenso del 90% en el beneficio en comparación con el mismo periodo del año anterior, hasta los 70 millones, debido a una abultada provisión por la pérdida de valor de su 5% del capital de Telefónica; sin este efecto, las ganancias trimestrales hubieran sido de 1.192 millones. 

Ante las dudas sobre la conveniencia de mantener la participación en Telefónica tras la minusvalía registrada, el consejero delegado del banco, Carlos Torres, se limitó a decir en una presentación que ese 5% se sigue considerado contablemente como activo disponible para la venta.

Al igual que en otros países europeos, la banca española está sufriendo los bajos tipos de interés de referencia en su negocio de concesión de préstamos, a lo que se suma en España una fuerte competencia en el sector.

El consejero delegado de BBVA, Carlos Torres, durante la presentación de resultados del ejercicio 2017.EFE/Zipi

En el negocio bancario en España, el margen de intereses cayó un 3,6% en el conjunto de 2017, a 3.738 millones de euros, mientras que en el cuarto trimestre cayó un 2,7% interanual a 946 millones de euros. Esta tendencia no experimentará una gran mejoría este año, ya que el banco prevé que el margen de intereses se mantenga plano en España, según indicó el consejero delegado el jueves.

Por contra, el beneficio neto de la filial mexicana, que supone en torno a un 40% de las ganancias del grupo, aumentó un 12,7% a 2.162 millones en el año, con un incremento del margen de intereses del 9,5%. En el cuarto trimestre, el beneficio de México aumentó un 6% en términos constantes de divisas, aunque las fluctuaciones del peso mexicano limitaron el incremento de las ganancias al 1,3% en términos reales. En Turquía, que representa un 15% de los beneficios del grupo, el resultado neto casi se duplicó en el último trimestre del año.

El margen de intereses global del banco (la diferencia entre lo que el banco paga en depósitos y cobra en créditos) alcanzó los 4.557 millones de euros en el cuarto trimestre, un 3,9% más que un año antes. Respecto al tercer trimestre, subió un 3,6%. Para el ejercicio en curso, el grupo espera que la evolución del margen de intereses sea especialmente positiva en Estados Unidos, donde espera un crecimiento de dos cifras en este apartado.

El presidente del banco BBVA, Francisco González, durante la presentación de resultados del ejercicio 2017. EFE/Zipi

El banco experimentó una ligera reducción en la tasa de morosidad de sus clientes, que se situó a finales de diciembre en 4,4%, frente al 4,5% de finales de septiembre.

En cuanto a los colchones, su ratio de capital CET 1 "fully loaded", la medida de solvencia más exigente en el sector, fue del 11,08 por ciento frente al 11,2 por ciento de finales de septiembre. La entidad proyectó el jueves un impacto de 31 puntos básicos en su capital por la implementación de la normativa contable internacional IFRS-9, que entra en vigor este año.

El presidente de BBVA, Francisco González, resaltó que gracias a la transformación de la entidad, sin tener en cuenta los tipos de cambio, los ingresos crecieron un 8% en 2017 y los gastos un 2%. "2017 ha sido, por tanto, un buen ejercicio, con un nivel récord de ingresos, de más de 25.000 millones de euros y un beneficio comparable de 4.642 millones. Y, 2018, va a ser todavía mejor", afirmó.

Sucesión a la vista

El presidente del banco admitió el jueves en la presentación de los resultados de 2017 que el año próximo probablemente se jubilará y dio a entender que Torres le sucederá en el cargo.

El presidente del BBVA Francisco González, y el consejero delegado, Carlos Torres, durante la presentación de resultados del ejercicio 2017.EFE/Zipi

"La edad de la jubilación en el banco de acuerdo a los reglamentos del banco es a los 75 años y eso no va a cambiar, yo cumplo 75 años el año que viene y, por lo tanto, usted mismo", dijo preguntado sobre su potencial retirada.

"El consejo está trabajando en este momento en el plan de sucesión del presidente", admitió. "Tenemos un equipo fabuloso y no va a haber sorpresas".

Preguntado sobre si el actual consejero delegado era el sucesor lógico, señaló: "¿Usted qué cree? Está muy claro por dónde voy a salir, cualquier cosa que no vayamos por ahí, sería una gran sorpresa".