Público
Público

BBVA rebaja sus previsiones de PIB por Catalunya

Los expertos del banco estiman que la tensión política podría restar entre 0,2 y 1,1 puntos al crecimiento de la economía en en 2018 (coste de entre más de 3.000 y unos 13.000 millones de euros)

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Una bandera española sobre una senyera, en una manifestación en Barcelona el pasado 29 de octubre. REUTERS

La economía española crecerá un 3,1% este año y en 2018 ese ritmo se desacelerará hasta un 2,5% , dijo el lunes el departamento de análisis de BBVA, que rebajó en 0,2 y 0,3 puntos porcentuales, respectivamente, sus últimas previsiones en un entorno de mayor incertidumbre de política económica y tensiones en Cataluña.

"El avance de la economía en el segundo y tercer trimestres fue menor que el estimado en julio. Esto, junto al aumento de los riesgos sobre el escenario, obliga a moderar las previsiones de crecimiento (...) Sin embargo, los fundamentos de la economía española siguen avalando la recuperación, apoyándose en factores tanto internos como externos", señala el informe Situación España de la entidad.

El estudio consideró "complicado" estimar el impacto de la tensión política en Catalunya, pero calculó que podría restar entre 0,2 y 1,1 puntos al crecimiento del PIB del país en 2018 (coste de entre más de 3.000 y unos 13.000 millones de euros), dependiendo tanto de la intensidad en el incremento de la incertidumbre como de su extensión en el tiempo, si bien BBVA Research cree que el escenario más probable sea de un impacto "limitado".

Según el economista jefe de Economías Desarrolladas de BBVA Research, Rafael Doménech, el rango de impacto es "muy amplio" dado que hay "mucha incertidumbre" sobre el perjuicio económico de la crisis política en Cataluña y es "muy complicado" estimar el impacto en el PIB, que dependerá de "la intensidad, la duración y el contagio al resto de España". 

Por su parte, el economista jefe del Grupo BBVA y director de BBVA Research, Jorge Sicilia ha explicado que el impacto no se verá a corto plazo, pero sí se notará en 2018 y puede que sea "potencialmente importante", con "más probabilidades de afectar más que menos" y que será mayor en la media en que se prolongue la situación de incertidumbre.

Rafael Doménech (d), responsable de Análisis Macroeconómico de BBVA Research; Jorge Sicilia (c), economista jefe del Grupo BBVA y director de BBVA Research; y Miguel Cardoso (i), economista jefe de España y Portugal, en la presentación del informe de Situación España de BBVA Research. EFE/ Marta Jara

El consejero delegado de BBVA, Carlos Torres, ya avanzó la semana pasada que el PIB español crecerá el año que viene "por debajo del 2,5%" si continúa la incertidumbre en Catalunya, mientras que este año la economía avanzará un 3%.

La revisión a la baja de BBVA se suma a la del Gobierno, que elevó en una décima su previsión de crecimiento para este año, hasta el 3,1%, pero la rebajó en tres décimas, del 2,6% al 2,3%, para 2018 por la crisis en Catalunya y la falta de Presupuestos. Por su parte, la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) apuntó en octubre que la crisis catalana podría reducir el alza del PIB hasta 1,2 puntos porcentuales en 2018, mientras que el Banco de España advirtió la semana pasada de que el impacto en el crecimiento podría llegar a 2,5 puntos en conjunto en los dos próximos años.

BBVA Research, además, avisa de que a nivel internacional persisten riesgos que podrían limitar el crecimiento, como el mantenimiento de la incertidumbre en torno al comercio global por el sentido que pueda tomar la política comercial de Estados Unidos, así como por el Brexit.

Esto se verá contrarrestado por la política monetaria del BCE que apoyará la continuación de la recuperación, ya que cualquier tipo de el programa de compras del BCE no finalizará de forma abrupta y podría extenderse a finales del año que viene.

Tres años por encima del 3%

En cualquier caso, Doménech ha destacado que se observan datos que apuntan a una "cierta aceleración" de la actividad económica en septiembre y en la afiliación a la Seguridad Social, a pesar de que algunos elementos de la economía han perdido fuerza "temporalmente", como las exportaciones de bienes, y de "señales" de moderación en el consumo, frente a la inversión residencial que "ha sorprendido al alza".

Según el informe trimestral de BBVA, el sector turístico podría estar acercándose a niveles de saturación, sobre todo en los destinos tradicionales de playa, mientras que el crecimiento del consumo privado se estaría moderando por el fin de estímulos temporales, como las reducciones impositivas.

Así, la estimación de BBVA Research es que el crecimiento del PIB en España encadene tres años consecutivos por encima del 3%, de 2015 a 2017, y que la recuperación continúe en 2018, aunque a un menor ritmo y en un entorno donde la incertidumbre ha aumentado como consecuencia de la crisis política en Catalunya.

En cuanto al empleo, dado que las expectativas de crecimiento son más conservadoras que hace tres meses, BBVA Research también ha revisado sus previsiones de creación de empleo. En concreto prevé que la ocupación podría aumentar en promedio el 2,7% este año y que se modere al 2,3% en 2018. De esta forma, en el escenario más probable se crearán cerca de 950.000 empleos en el conjunto del año. La tasa de paro media de 2017 se situará en el 17,1%, y bajará al 15,5% en 2018.

Además, en un escenario sin cambios en la política fiscal, BBVA Research cree que el déficit público se reduciría hasta situarse en el 3,1% del PIB en 2017 y en 2,4% en 2018, en línea con los objetivos de estabilidad. El Gobierno prevé un 3,1% para este año y un 2,3% para 2018.