Publicado: 06.05.2015 22:32 |Actualizado: 06.05.2015 22:32

El BCE asegura que los tipos se mantendrán muy bajos al menos los próximos 18 meses

Noyer advierte de que el mecanismo por el que se está garantizando liquidez a su sector bancario no se puede prolongar "indefinidamente

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
El gobernador del Banco de Francia, Christian Noyer, con el ministro de Finanzas galo, Michel Sapin, en Washington, en la última reunión del FMI. REUTERS/Mike Theiler

El gobernador del Banco de Francia, Christian Noyer, con el ministro de Finanzas galo, Michel Sapin, en Washington, en la última reunión del FMI. REUTERS/Mike Theiler

PARÍS.- El gobernador del Banco de Francia (BdF), Christian Noyer, aseguró este lunes que los tipos de interés del Banco Central Europeo (BCE) se mantendrán muy bajos "al menos en los próximos 18 meses" y que no hay que tener "ninguna inquietud" sobre su transmisión a la economía.

Noyer, que forma parte del consejo de gobernadores del BCE, señaló en conferencia de prensa que el principal riesgo para los países del euro ahora es un posible "cansancio en las reformas estructurales" acompañado del "sentimiento de que las evoluciones coyunturales van a resolver los problemas".

"Para la zona euro en general y para Francia en particular no hay que pensar que la recuperación coyuntural va a resolverlo todo", argumentó después de haber señalado para su país las que deben ser las prioridades: el saneamiento de las cuentas públicas, el restablecimiento de la productividad de las empresas y eliminar "las barreras que obstaculizan el crecimiento".



Explicó en que la economía francesa está aprovechando menos que otros países del euro las favorables condiciones que se dan en cuanto al tipo de cambio de la moneda única europea, el bajo precio del petróleo y los bajos tipos de interés.

Por eso, insistió en la necesidad de reformas, y sobre todo cargó contra la "revalorización mecánica" del salario mínimo actualmente (en función, sobre todo, de la marcha del salario medio) y contra su nivel, a su juicio elevado que "penaliza" en particular a los jóvenes, que tienen una tasa de paro muy alta. A su parecer, la revalorización del salario mínimo debería hacerse por sectores o por regiones, según la marcha de la productividad de las empresas, y no de forma global.

Dentro de la operación de compra masiva de títulos de deuda que ha puesto en marcha el BCE, Noyer precisó que el BdF hasta el 30 de abril pasado ha adquirido 16.900 millones de títulos de deuda pública, de los cuales 4.000 millones "supranacionales", es decir de otros países de la eurozona distintos de Francia.

Interrogado sobre Grecia, advirtió de que el mecanismo por el que el BCE está garantizando liquidez a su sector bancario no se puede prolongar "indefinidamente".

"Es una situación anormal" que de continuar supone "un riesgo para los bancos griegos", previno, tras recordar la retirada de depósitos a causa de "las incertidumbres políticas y económicas".