Publicado: 02.11.2015 21:29 |Actualizado: 02.11.2015 21:29

El BCE ha comprado 45.346 millones en bonos españoles en ocho meses

En octubre destinó 6.042 millones de euros par adquirir títulos españoles

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
El presidente del BCE, Mario Draghi, en la rueda de prensa tras la reunión del Consejo de Gobierno de la entidad en La Valletta (Malta), a comienzos de octubre. REUTERS/Darrin Zammit Lupi

El presidente del BCE, Mario Draghi, en la rueda de prensa tras la reunión del Consejo de Gobierno de la entidad en La Valletta (Malta), a comienzos de octubre. REUTERS/Darrin Zammit Lupi

FRÁNCFORT.- El Banco Central Europeo (BCE) ha invertido un total de 6.042 millones de euros en deuda soberana española durante el pasado mes de octubre, lo que eleva a 45.346 millones las compras de bonos de España en los ocho primeros meses de su programa de expansión cuantitativa (QE por sus siglas en inglés), según ha informado la entidad presidida por Mario Draghi.

Los datos publicados por el BCE confirman un ligero incremento de sus compras de deuda durante el mes de octubre, que en el caso de España alcanzaron una cifra un 4,3% superior a la del mes de septiembre.



La deuda española era la cuarta con mayor presencia en la cartera del BCE a 31 de septiembre, sólo por detrás de Alemania (92.279 millones), Francia (73.279 millones) e Italia (63.152 millones), en línea con las estimaciones en función de la clave de capital correspondiente a cada uno de los países.

Por su parte, los socios del euro con menor presencia en la cartera de deuda adquirida entre marzo y octubre por el banco central son Estonia, con un total de 41 millones, por delante de Chipre, con 188 millones, y Malta, con 273 millones.

De este modo, el desglose de las compras del BCE confirma que sólo Grecia sigue al margen del programa de expansión cuantitativa.

Por otro lado, el BCE ha informado de que la deuda española adquirida en el marco del Programa de Compra de Activos Públicos (PSPP por sus siglas en inglés) cuenta con un plazo de vencimiento medio de 9,66 años, en línea con el dato de septiembre, lo que convierte a la española en la tercera con mayor tiempo de vencimiento.

En concreto, sólo la deuda de Portugal, con 10,64 años, y la de Malta, con una vida media de 9,70 años, superaban el plazo de vencimiento medio ponderado de la deuda española en cartera del BCE.

Por contra, la deuda con menor vencimiento medio ponderado adquirida en el marco del PSPP corresponde a Estonia (2,71 años), seguida de la deuda de Lituania (5,36) y Chipre (5,43 años).

Aparte de las compras de deuda soberana emitida por los países, el programa PSPP contempla también la adquisición de deuda de instituciones supranacionales. Durante el mes de octubre, el BCE compró bonos de este tipo por importe de 6.153 millones, hasta un total de 48.051 millones en ocho meses. El vencimiento ponderado medio de estos bonos se situó en 6,90 años.

Las compras de bonos soberanos y entidades supranacionales durante octubre sumaron 52.175 millones de euros, un 2,3% por encima de la cifra de 51.008 millones de euros invertida en septiembre.

Cédulas hipotecarias y deuda titulizada

Además de deuda pública, el programa de expansión cuantitativa del BCE se compone también de compras de cédulas hipotecarias, que en octubre alcanzaron un total de 9.993 millones de euros, un 1,1% menos, así como de deuda titulizada (ABS), que sumó 1.562 millones, un 19% menos.

De este modo, el volumen total del programa de QE del BCE se situó en octubre en 63.731 millones de euros, un 1% más que los 63.046 millones invertidos en septiembre, superando así su objetivo mensual de 60.000 millones de euros hasta finales de septiembre de 2016.

Durante su reunión de septiembre, los miembros del Consejo de Gobierno del BCE acordaron adelantar las compras de activos de la entidad entre los meses de septiembre y noviembre en previsión de un descenso de la liquidez en el mercado durante el mes de diciembre.

Posteriormente, tras la reunión de octubre del Consejo del BCE, el presidente de la institución, Mario Draghi, señaló que la entidad valorará en su reunión del próximo 3 de diciembre la necesidad de ajustar su programa de compra de activos, conocido como expansión cuantitativa o QE, incluyendo la opción de ampliar su volumen, composición y/o duración.