Público
Público

El BCE empezará a comprar deuda pública y privada desde el lunes

El panel de expertos de la entidad revisa al alza las previsiones de crecimiento de la zona euro y modera las de inflación

Publicidad
Media: 2
Votos: 2

El presidente del BCE, Mario Draghi, con la gobernadora del Banco Central de Chipre, Chrystalla Georghadji, antes de la rueda de prensa de la entidad, que se ha reunido en Nicosia. REUTERS/Yiannis Kourtoglou

NICOSIA.- El Banco Central Europeo (BCE) dijo el jueves que iniciará su nuevo programa de compras de bonos gubernamentales el 9 de marzo, con la esperanza de que la inyección de dinero nuevo en la vacilante economía de la zona euro impulse al crecimiento y eleve la inflación. El BCE comprará deuda soberana hasta al menos septiembre de 2016.

"El 9 de marzo de 2015 comenzaremos a comprar valores del sector público denominados en euros en el mercado secundario. También seguiremos comprando valores respaldados por activos y titulizaciones, que iniciamos el año pasado", declaró el presidente del BCE, Mario Draghi, en una conferencia de prensa tras la reunión de política monetaria de la entidad en Chipre.

El BCE planea gastar 60.000 millones de euros (66.740 millones de dólares) al mes en la compra de bonos soberanos y de algunos activos del sector privado.

Draghi detalló que el BCE comprará bonos con una rentabilidad negativa máxima del -0,20%, porcentaje al que se sitúa su tasa de interés de depósito. El BCE comprará bonos soberanos con un vencimiento de entre 2 y 30 años. "Ya hemos visto numerosos efectos positivos de estas decisiones de política monetaria. Las condiciones del mercado financiero y los costes de la financiación externa para la economía privada se han reducido más", agregó.

El BCE calcula un crecimiento del PIB de la Eurozona del 1,5% en 2015, del 1,9% en 2016, y del 2,1% para 2017

Las compras comenzarán en momentos en que la zona euro muestra señales de una aceleración del crecimiento. Importantes indicadores han superado los pronósticos de analistas desde que el BCE dio a conocer su plan de compras de activos el 22 de enero.

En este contexto, los analistas del BCE han revisado al alza sus previsiones de crecimiento para la zona euro este año y el siguiente, mientras que ha rebajado su pronóstico de inflación para este año y elevado ligeramente la previsión para 2016.

De este modo, las nuevas proyecciones de la entidad monetaria contemplan un crecimiento de la zona euro del 1,5% en 2015 y del 1,9% en 2016, mientras que para 2017 augura una expansión del 2,1%. En el caso de los precios, el BCE prevé que no registren cambios en 2015, cuando en diciembre pronosticó un alza del 0,7%, mientras que el próximo año augura un del 1,5%, y para 2017, un 1,8%.

Draghi ofrece más liquidez de emergencia a Grecia, pero la mantiene al margen de las compras de bonos

El Consejo de Gobierno del BCE, que ha celebrado este mes su reunión en Chipre,
decidió dejar inalterada su tasa de interés rectora en el mínimo histórico del 0,05% para impulsar la actividad económica y evitar una recesión. Además, el consejo del organismo ha incrementado la provisión urgente de liquidez para los bancos griegos en 500 millones de euros, hasta 68.800 millones. 

El banquero italiano destacó que los bancos griegos son solventes y cuentan con una capitalización por encima de los niveles mínimos exigidos, e insistió en que, en estos momentos, "el BCE no puede comprar bonos soberanos de Grecia" al no cumplir las condiciones necesarias para tomar parte en el programa de flexibilización cuantitativa.

Atenas se está quedando sin opciones para financiarse a pesar de que llegó a un acuerdo con la zona euro en febrero para extender su rescate durante cuatro meses. Ante el descenso de los ingresos, es previsible que se quede sin fondos a finales de marzo o incluso antes. Una opción supondría elevar a 15.000 millones de euros el límite a la emisión de letras del Tesoro griegas (deuda a corto plazo). Ya se ha alcanzado el límite y el BCE veta el levantamiento de este tope.