Público
Público

Bebidas alcohólicas Los españoles fueron los europeos que menos gastaron en alcohol en 2016

España fue el país de la UE en el que menor porcentaje del gasto de los hogares se destinó a bebidas alcohólicas en 2016, un 0,8 % del total, la mitad que la media europea

Publicidad
Media: 3
Votos: 1
Comentarios:

Los españoles fueron los europeos que menos gastaron en alcohol en 2016. / Reuters

España fue el país de la Unión Europea (UE) en el que un menor porcentaje del gasto de los hogares estuvo destinado a bebidas alcohólicas en 2016, un 0,8 % del total, la mitad que la media europea, que se situó en el 1,6 %, informó este lunes la oficina comunitaria de estadística, Eurostat.

En España, el porcentaje de gasto doméstico destinado a bebidas alcohólicas se mantuvo estable frente a 2015, cuando también se situó en un 0,8 %, y creció una décima frente a 2006.

España, Grecia (0,9 %, con datos aún provisionales según Eurostat) e Italia (0,9 %) fueron los únicos Estados miembros en los que el consumo de alcohol fue inferior al 1 % del consumo total de los hogares.

A nivel europeo, los hogares destinaron a bebidas alcohólicas el 1,6 % de su gasto total, una cantidad equivalente a 130.000 millones de euros anuales, el 0,9 % del producto interior bruto (PIB) europeo o 250 euros por ciudadano.

Según Eurostat, este porcentaje de gasto es similar al que los hogares destinaron de media a productos médicos o a electrodomésticos, y ligeramente superior al invertido en protección social o educación en 2016.

Las tres repúblicas bálticas fueron los países europeos en los que una mayor fracción del gasto de los hogares se destinó a bebidas alcohólicas, una tasa que llegó al 5,6 % en Estonia, al 4,8 % en Letonia y al 4,2 % en Lituania.

Tras estos tres países, varios Estados miembros del Este y Norte de la UE registraron un porcentaje de gasto en alcohol en torno al doble de la media europea: la República Checa, Polonia (ambas 3,6 %), Hungría y Finlandia (ambas 2,9 %).

Por otro lado, junto a España, Italia y Grecia, los Estados miembros con el menos consumo de este producto respecto al gasto de sus hogares fueron Austria (1,3 %), Portugal (1,4 %) y Alemania (1,5 %).

En los últimos diez años, el gasto doméstico de los europeos en alcohol se mantuvo estable en la mayoría de Estados miembros, con los mayores aumentos registrados en Chipre y la República Checa (ambos cuatro décimas porcentuales) y el mayor descenso, de un punto porcentual, en Lituania.