Público
Público

El beneficio de Caixabank sube un 29% en 2016, hasta los 1.047 millones

La entidad catalana revisa sus objetivos para 2017 y 2018 ajustándolos al entorno de tipos de interés ultrabajos.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente de CaixaBank, Jordi Gual (d), y el consejero delegado, Gonzalo Gortazar (i), en la presentación de los resultados de la entidad en 2016. REUTERS/Albert Gea

Caixabank logró subir su beneficio un 28,6% en 2016, un ejercicio marcado por el aumento de las provisiones relacionadas con el sobrecoste aplicado en las hipotecas comercializadas en su red, el bajo coste de los préstamos y la elevada volatilidad en los mercados. Para el conjunto del año, el beneficio atribuible de Caixabank ascendió a 1.047 millones de euros, impulsado por el fuerte aumento de los ingresos de su cartera de participadas, sobre todo Repsol, que había lastrado sus cuentas el año anterior por su fuerte descenso en bolsa.

En el cuarto trimestre, Caixabank logró mejorar su margen de intermediación tras varios años de estrechamiento. En un ejercicio marcado por el aumento de las provisiones relacionadas con las hipotecas, el bajo coste de los préstamos y la elevada volatilidad en los mercados, Caixabank vio bajar su margen de intereses un 4,5 por ciento a 4.157 millones, pero logró un crecimiento del margen del 3,5 por ciento en el último trimestre de 2016. El margen bruto se mantuvo prácticamente sin cambios en 7.827 millones de euros.

En una nota de prensa separada, Caixabank anunció una revisión de sus objetivos para 2017 y 2018 ajustándolos al entorno de tipos de interés ultrabajos. Como consecuencia, rebajó su previsión de ROTE (retorno sobre patrimonio tangible) a 9-11 en 2018 desde un objetivo anterior de 12-14.

Al mismo tiempo, la entidad confirmó sus objetivos en materia de dividendo, con la vuelta al pago entero en efectivo de la remuneración a sus accionistas.

En el negocio bancario, sin incluir la portuguesa BPI, la entidad espera ahora un ligero aumento del margen de intereses (+1/+3 por ciento) y un incremento inferior al uno por ciento de sus costes operativos recurrentes.