Publicado: 29.01.2016 11:04 |Actualizado: 01.03.2016 18:10

El beneficio del Popular se recorta un 68% en 2015 por una provisión extra para las cláusulas suelo 

El banco reserva 350 millones para posibles devoluciones en las hipotecas con efecto retroactivo desde 2013

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
El presidente del Banco Popular, Ángel Ron, durante la rueda de prensa ofrecida para presentar los resultados de la entidad en 2015. EFE/Emilio Naranjo

El presidente del Banco Popular, Ángel Ron, durante la rueda de prensa ofrecida para presentar los resultados de la entidad en 2015. EFE/Emilio Naranjo

MADRID.- El Banco Popular ha anunciado una caída del 68% de su beneficio atribuible en 2015, que se queda en 105 millones, por una provisión extraordinaria por posible un posible riesgo legal derivado de la potencial eliminación de las cláusulas suelo con efectos retroactivos hasta mayo de 2013 en sus hipotecas. En su comunicado, el banco señala que estas provisiones sumaron 350 millones; sin ellas, el beneficio ordinario ascendió 350 millones en 2015, un alza del 6,1%.

Por estas provisiones, Banco Popular incumplió su objetivo de cerrar 2015 con un beneficio de 400 millones.



El presidente del Banco Popular, Ángel Ron, en la presentación de los resultados, ha explicado que la entidad dejará de ingresar 50 millones de euros netos al año tras la retirada de la cláusula suelo a 100.000 clientes para cumplir con la sentencia del Tribunal Supremo que declara nula por falta de transparencia de esta condición recogida en contratos hipotecarios de 1999. Este impacto de 50 millones de euros equivale a un 3% de su margen de intereses, algo que intentarán compensar con su actividad comercial. Popular mantiene las cláusulas suelo de los contratos que no se ven afectados por esta sentencia.

El banco dejará de ingresar anualmente unos 50 millones por la retirada de las cláusulas suelo tras la sentencia del Supremo

El presidente del Popular ha precisado que la sentencia del Supremo conocida el pasado 21 de enero "no condena a la devolución de lo cobrado por estas cláusulas", pero ha recordado que hay "otros procedimientos" abiertos contra el sector que reclaman la retroactividad.

Por su parte, el consejero delegado de Banco Popular, Francisco Gómez, ha explicado que la entidad ha hecho una provisión de 53 millones de euros (el 25 por ciento de su riesgo) para cubrir su exposición en Abengoa, que se acogió al preconcurso de acreedores el pasado 25 de noviembre, y que esta semana presentó a su consejo de administración el plan de viabilidad con el que  pretende garantizar su futuro.

Gómez no descartó, en el caso de que fuera necesario, aportar más capital a la compañía, aunque indicó que no consiste en dar más fondos, "sino en entender cuál es el plan de la compañía, si es sólido, si se puede ejecutar en el corto plazo y si asegura la viabilidad". "Si todo esto se cumple, Popular apoyará el plan", añadió el consejero delegado.

El presidente del Banco Popular, Ángel Ron, ha señalado también que la entidad está a la espera de poder analizar la sentencia del Tribunal Supremo que rechaza dos recursos de Bankia relacionados con su salida a Bolsa antes de decidir si plantean demanda como inversor institucional. El presidente del Popular ha recordado que la inversión de la entidad en el salto al parqué de Bankia ascendió a 43 millones de euros y ha afirmado que el banco registró en su cuenta de resultados 29 millones de impacto negativo.

Popular espera reducir activos improductivos por 8.000 millones

Para 2016, Popular dijo que tiene previsto acelerar la venta de activos improductivos. Ron confirmó que el banco se ha fijado como objetivo vender activos por valor de 8.000 millones de euros, entre créditos dudosos, inmuebles y "algunas operaciones singulares que requerirán mucho trabajo".

A finales de 2015, el banco contaba aún con unos 35.000 millones de euros en activos no rentables, El volumen de créditos dudosos sumaba 20.000 millones y el resto correspondía a activos inmobiliarios. A lo largo de 2015, Popular ha reducido en 1.373 millones de euros sus activos improductivos, el mayor nivel desde el inicio de la crisis. 

 El banco español de mayor exposición al ladrillo y a los impagos hipotecarios, dijo que la tasa de mora del grupo se situó al finalizar 2015 en el 12,86% frente al 13,12% registrado a finales de septiembre.

Por otro lado, la entidad ha resaltado que en 2015 vendió un total de 2.109 millones de euros en inmuebles, cifra que supone un 40,3% más que en 2014. Las ventas de suelo en 2015 duplicaron las del año pasado, alcanzando los 430 millones de euros. De la misma forma, las ventas mayoristas se han multiplicado por 2,3 respecto al ejercicio anterior.

Ángel Ron cree que las posibilidades de que prospere una "operación hostil" sobre Popular son "muy bajas"

El presidente de Popular, Ángel Ron, ha señalado que las posibilidades de que prospere una "operación hostil" sobre la entidad son "muy bajas" y ha destacado que el banco se siente "integrador", por lo que analizará cualquier oportunidad siempre y cuando dé valor al accionista. Ron ha afirmado que Popular es "objeto de deseo", pero no un "estigma" en los mercados, ya que la entidad tiene una fortaleza "enorme", teniendo en cuenta los resultados mostrados este año en su negocio core.

Ron ha hecho hincapié en que cuando la economía española era uno de los destinos preferidos de los inversores, la acción de Popular subía, pero ahora que parece que hay dudas por la incertidumbre política, el valor se está viendo afectado.

El presidente del Banco Popular, Ángel Ron, durante la rueda de prensa ofrecida para presentar los resultados de la entidad en 2015. EFE/Emilio Naranjo

El presidente del Banco Popular, Ángel Ron, durante la rueda de prensa ofrecida para presentar los resultados de la entidad en 2015. EFE/Emilio Naranjo

Respecto a si 2016 será un año propicio para fusiones, el directivo ha manifestado que el sector está bajo presiones estructurales y coyunturales y ha subrayado que si esto persiste en el medio plazo - "y el medio plazo no es 2016"--, habrá entidades que tengan más presión en los ingresos.

Por otra parte, el presidente de Popular ha desvelado el interés de la entidad por el negocio de tarjetas de Barclays y ha apuntado que tienen "muchos interesados" en unirse al negocio de banca privada del banco.

El presidente del Popular pide a los poderes públicos que garanticen las condiciones para poder continuar con el crecimiento

De otro lado, el presidente del Banco Popular ha reclamado  a los poderes públicos que garanticen las condiciones para que España pueda continuar con la senda de crecimiento iniciada en 2015, al tiempo que ha señalado que todavía es necesario reducir el paro, aumentar la productividad y reducir el endeudamiento. Desde su punto de vista, España "está superando" los efectos "más severos" la crisis económica gracias a los ajustes, las reformas del Gobierno y la coyuntura internacional, que ha "favorecido" al país.

Sin embargo, considera que no se ha dado "la respuesta necesaria" al paro, por lo que ve importante que todas las instituciones colaboren para solucionarlo "lo antes posible". "Nada nos debería distraer del objetivo principal de crear más y mejor empleo", ha apuntado, y ha añadido a estos retos la necesidad de aumentar la productividad y la reducción del endeudamiento.

Ron ha destacado que el crecimiento del 3,2% del PIB en el año y del empleo han permitido que España se sitúe entre las regiones con mayor dinamismo en Europa.