Publicado: 26.01.2016 21:23 |Actualizado: 26.01.2016 21:23

Bimbo cerrará la fábrica de Palma y despedirá a 34 trabajadores

Los sindicatos iniciarán las negociaciones durante los próximos días para evitar el cierre de la planta y encontrar la mejor solución posible para los empleados afectados.

Publicidad
Media: 3
Votos: 1
Comentarios:
Planta Bimbo Palma de Mallorca

Fábrica de Bimbo en Palma de Mallorca.

PALMA DE MALLORCA.- La compañía de alimentación Bimbo ha decidido cerrar su planta de producción ubicada en Palma de Mallorca y tiene previsto presentar un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que afectará a 34 trabajadores.

Los sindicatos CCOO y UGT han anunciado su intención de emplearse a fondo para conseguir que Bimbo dé marcha atrás a su decisión de cerrar la planta y en defender los empleos que se verán afectados.



Según ha señalado a Europa Press la secretaria de empleo de CC.OO. en Baleares, Silvia Montejano, en los próximos días comenzarán las negociaciones entre los sindicatos y los representantes del grupo a fin de encontrar la mejor solución posible para los empleados afectados por la decisión de la multinacional.

Montejano ha indicado que con esta operación la empresa trasladará la producción de Palma a otra de las plantas que mantiene la compañía en España, aunque se dejaría en la capital balear la base logística de distribución.

"Defenderemos los puestos de trabajo con la fuerza que podamos. Es nuestro principal objetivo", ha asegurado, por su parte, en declaraciones a Europa Press el responsable de CCOO en el grupo Bimbo España, Celso Martín, quien ha explicado que el cierre de la fábrica en Palma de Mallorca afectará a la totalidad de la plantilla de la factoría mallorquina, formada por 34 trabajadores.

El sindicalista ha concretado que este miércoles se iniciará el proceso formal del Expediente de Regulación de Empleo de "rescisión" de contrato y, a partir de este momento, se establecerá el calendario de negociaciones entre los representantes de los trabajadores y la multinacional.

El responsable de CCOO calcula que en un "plazo aproximado de un mes" se podría tener cerrada ya la negociación, que determine la mejor solución posible para los trabajadores y que, según ha recalcado, debería pasar "por el mantenimiento de los puestos de trabajo".

Sobre las razones que han llevado a Bimbo a cerrar la planta en la capital balear, Martín ha explicado que "no responde a razones económicas, sino que son organizativas y de competitividad", lo que ha motivado a la compañía a repartir la producción entre las tres empresas que Bimbo tiene en el Península.

"Una plantilla como un guante a medida"

Ha precisado que un número importante de los 34 trabajadores de la planta de Palma son fijos discontinuos, ya que la empresa "ha manteniendo siempre la plantilla como un guante a medida", en función de la producción que necesitaba en cada momento.

"Es una planta pequeña, que no dispone de tecnología sofisticada, lo que hace que a Bimbo no le suponga una gran dificultad el traslado de la producción y dejar únicamente en la capital balear un centro logístico de distribución", ha indicado el responsable de CCOO.

Martín ha precisado que el objetivo del grupo Bimbo es "cortar" la producción en la fábrica de Palma y "dejar un local habilitado para concentrar la producción procedente de la Península y proceder a su posterior distribución en las Islas".

De su lado, UGT ha asegurado este martes que intentará evitar el cierre de la fábrica de Bimbo en Palma y que el ERE que ha anunciado la empresa sea lo "menos dramático posible" para sus 34 trabajadores fijos, unos 20 eventuales y otros tantos indirectos.

Según ha informado el sindicato en un comunicado, la media de edad de la plantilla está entre los 30 y los 40 años, lo que preocupa a la secretaria general de la Federación de Industria y Trabajadores Agroalimentarios (FITAG) del sindicato, Rosario García, porque no se dan las "condiciones para poder negociar prejubilaciones".

García ha lamentado que los planes de Bimbo pasen por dejar de producir el pan y la bollería en Palma y mantener únicamente un almacén, aunque ha matizado que será este miércoles cuando se formalice oficialmente el ERE y se conozcan con detalle las intenciones de la empresa.

"No hay razones económicas para cerrar Bimbo, tiene una producción importante ya que hasta hace diez días la fábrica de Palma distribuía el pan y la bollería de la marca en toda la comunidad, incluidos los hoteles y los bares", ha señalado García, quien ha informado de que hasta el momento la producción se realizaba en tres turnos de trabajo durante las 24 horas del día.

Además, ha añadido que los consumidores tienen que saber que Bimbo se vende como "marca de productos frescos", por lo que si se fabrica fuera de Baleares "no llegará a las Islas con la misma calidad".

"Si no podemos evitar que la fábrica de Bimbo cierre, se habrán destruido aún más puestos de trabajo en la industria de Baleares, un sector que está ya prácticamente muerto tras el cierre de la embotelladora de Coca-Cola", ha subrayado García.

Plan para relanzar el sector

La dirigente sindical ha reclamado al Govern un plan de industria para relanzar el sector y ha señalado que hay que buscar fórmulas para disuadir a las empresas de que fabriquen fuera del archipiélago.

Por último, UGT sospecha que Bimbo teme un endurecimiento de la normativa laboral ante un previsible cambio de Gobierno y ha "aprovechado el momento" para reducir el coste de los posibles despidos.

Etiquetas