Publicado: 31.12.2015 17:36 |Actualizado: 31.12.2015 17:37

La bolsa española cierra en rojo su peor ejercicio en cuatro años

La bolsa española cae el 7,15 % este año, lo que le convierte en el mercado bursátil europeo con un peor comportamiento en 2015

Publicidad
Media: 1
Votos: 1
Comentarios:
Un calendario con fecha de 31 de diciembre de 2015, en la Bolsa de Madrid. EFE/Zipi

Un calendario con fecha de 31 de diciembre de 2015, en la Bolsa de Madrid. EFE/Zipi

MADRID.- La bolsa española cerró su peor ejercicio en cuatro años el que acumuló un descenso de más del 7% en una sesión que culminó también en rojo, cayendo un 1% ciento y con sólo tres valores en positivo. Concretamente, el principal indicador del mercado nacional, el Ibex 35, ha terminado la última sesión de este ejercicio con una caída de 1,01%, hasta 9.544,2 enteros.

Con este panorama, el selectivo rompe con dos años consecutivos en positivo. El 2015 se ha mostrado como el peor año para las cotizadas españolas desde 2011, cuando bajó un 13,11%. Desde entonces, el Ibex había bajado otro 4,66% en 2012, y subió un 21,42% en 2013, y un 3,66% en 2014.



En 120 sesiones de este año que termina la bolsa terminó en negativo y en 136 ocasiones terminó en verde. El máximo del año se produjo el 13 de abril, cuando cerró 11.884 puntos. El mínimo fue de 9.231 el 24 de septiembre, para cerrar 2015 en 9.544 puntos tras caer un 1,01 por ciento en la última sesión del año. La media del año fue de 10.659 puntos.

Comiezo de año dubitativo, final de ejercicio a la baja

Tras un comienzo de año dubitativo, la bolsa española remontaba y se acercaba a los 12.000 puntos a mediados de abril (el 13 de ese mes registraba el máximo del ejercicio en 11.885 puntos).

Sin embargo, la devaluación del yuan y la desaceleración de la economía china (todavía crece a un ritmo del 6,9%) afectaban a la bolsa durante el verano. La situación china también incidía en el precio de las materias primas (el petróleo Brent bajaba este año el 35% y se situaba a 36 dólares, cotización desconocida desde 2004, y el cobre se abarataba alrededor del 25 %) y a las economías emergentes, como Brasil, que entraba en recesión, lo que afectaba a algunas grandes compañías nacionales con inversiones en el país.

De esa manera, el mercado español descendería hasta los mínimos anuales a finales de septiembre, cuando se acercó a los 9.200 puntos.

Poco importaba a los inversores que la economía nacional creciera a tasas del 3,4% en el tercer trimestre del año porque estaban pendientes de las medidas de política monetaria que adoptarían la Reserva Federal (Fed), el banco central estadounidense, y el Banco Central Europeo (BCE). El primero subía los tipos de interés en diciembre un cuarto de punto (se sitúan entre el 0,2% y el 0,5%) y el segundo adoptaba medidas de política monetarias expansivas consideradas insuficientes.

Todo esto presionaba a la baja a la bolsa en el final del ejercicio, que se despedía con las dudas sobre la cuestión catalana y sin que se vislumbre la formación de gobierno por los resultados de las elecciones generales del 20 de diciembre.

El peor mercado de Europa

Los analistas sostienen que en el 2016 se mantendrán los desafíos actuales para el parqué español: el implacable descenso del precio del petróleo, el tipo de cambio euro/dólar y el temor a una desaceleración de la economía mundial, particularmente la china. "Si la divisa europea prosigue su tendencia bajista (el BCE guarda en la manga la ampliación de las compras), el petróleo consigue estabilizarse, y China mantiene su ritmo de crecimiento (cifrado en el 6,5%, tras la batería de medidas emprendidas por sus autoridades), la frustrada subida de 2015 podría tener otra oportunidad en 2016", dijo Daniel Pingarrón de IG.

El principal panel informativo de la bolsa de Fráncfort,cuya última sesión del año ha sido el miércoles 30. REUTERS

El principal panel informativo de la bolsa de Fráncfort,cuya última sesión del año ha sido el miércoles 30. REUTERS

Pingarrón señaló que el Ibex 35 ha sido el selectivo europeo con un peor comportamiento debido a su "extraña composición corporativa", muy concentrada en valores que han tenido un mal año.  

El analista de XTB Jaime Díez incide en este punto y subraya que "salvo un puñado de excepciones, las empresas del Ibex 35 no se encuentran en un buen momento", por lo que las subidas a futuro se antojan complicadas a pesar de los estímulos monetarios. "El peor comportamiento del selectivo nacional frente a la bolsa europea tiene lugar en la composición del propio índice", advierte el experto, que destaca el peso de las siete entidades bancarias "cuya presión en los márgenes y en el capital "es muy fuerte".

Entre las principales plazas europeas, Milán y Fráncfort (que celebraron su última sesión del año el miércoles 30) ganaron, respectivamente, el 12,66% y el 9,56 %.  Por su parte, el CAC 40 de París, avanza en 2015 un 8,53 %, y los índices paneuropeos Stoxx 600 y el Euro Stoxx 50, ganan el 6,96% y  el 3,85% respectivamente. La bolsa de Londres acompaña a la española con las perdidas, y se deja un 4,93%.

Gamesa y Aena, los mejores del año

El mejor panorama global para las energías renovables y los frutos de los plan de relanzamiento acometido en años anterior llevaron a Gamesa a duplicar su valor en bolsa en 2015 y al grupo de construcción y renovables Acciona a revalorizarse un 42 por ciento. El fabricante vasco de aerogeneradores cerró el jueves en 15,82 euros, con una revalorización del 111%.

Panel informativo que muestra la evolución del principal indicador de la bolsa española, el Ibex 35. EFE/Zipi

Panel informativo que muestra la evolución del principal indicador de la bolsa española, el Ibex 35. EFE/Zipi

Dos valores que entraron este año en el selectivo, el gestor de aeropuertos Aena y la socimi (sociedad de inversión inmobiliaria) Merlin subieron un 51% y un 45%, respectivamente, al calor de la recuperación económica y el regreso de la inversión al sector inmobiliario. Otros comportamientos destacados en el año fueron los de la textil Inditex (+35%), la constructora Ferrovial (+30%), el grupo de hemoderivados Grifols (+29%), la tecnológica Amadeus (+24%), y la eléctrica Iberdrola (+19,78%).

En cambio, los valores vinculados de una forma u otra a las materias primas, con el petróleo en caída libre, y los títulos del competitivo sector financiero fueron los más damnificados en el añoSantander cayó un 32% en el año en que recortó su dividendo , Popular y Caixabank un 25%, BBVA cedió el 11,26;%, ArcelorMittal un 56%, y Repsol, un 30%.

Sacyr, accionista de referencia de la petrolera, perdió un 33%, mientras que en el mismo sector las otras constructoras en procesos de recapitalización como OHL y FCC se dejaron un 51% y un 40% respectivamente.

Telefónica perdió un 9,4% en un año de transición para la operadora, que comienza a recuperarse en España y busca afianzar su presencia internacional.

La endeudada Abengoa, que roza el abismo de la quiebra y fue expulsada del selectivo tras entrar en preconcurso en noviembre, se desplomó un 89%.

En el mercado de deuda, la prima de riesgo se ha colocado en 115,84 puntos básicos, con la rentabilidad del bono a diez años en el 1,773%. Mientras, en el mercado de divisas, el euro se intercambiaba a 1,0881 dólares.

Etiquetas