Publicado: 26.08.2015 09:52 |Actualizado: 26.08.2015 13:40

China inyecta más liquidez a la banca mientras las bolsas asiáticas moderan la hemorragia tras dos días negros

Las bolsas de Shanghái y Shenzen cierran con pérdidas del 1,27% y del 3,05%. La de Tokio repunta más de un 3%. Los mercados europeos inician la sesión con ligeras caídas.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Inversores observan la evolución de los valores en la Bolsa de Shangái. /REUTERS

Inversores observan la evolución de los valores en la Bolsa de Shangái. /REUTERS

PEKÍN / MADRID.- El banco central chino sigue tomando medidas para reanimar la economía y frenar el desplome de los mercados. La entidad ha anunciado el miércoles que ha realizado una segunda inyección de 140.000 millones de yuanes (21.800 millones de dólares, ó 19.000 millones de euros) en operaciones de liquidez a corto plazo (SLOs, por sus siglas en inglés) en el mercado interbancario.

Los préstamos, que vencen en seis días, llevan aparejados un interés medio del 2,3%, dijo el Banco Popular de China (PBOC, por sus siglas en inglés) en un comunicado en su página web. El PBOC lanzó los llamados SLOs en 2013 para apoyar otras herramientas monetarias de liquidez.



Esta medida tras una primera inyección de liquidez el lunes, por unos 23.400 millones de dólares (20.300 millones de euros). La entidad monetaria china acordó también rebajar el coeficiente de reserva de capital exigido a los bancos (para liberar fondos de las entidades) y una rebaja de un cuarto de punto en el tipo de interés de referencia para los préstamos y los depósitos a un año.

La última vez en que el banco central realizó una inyección a través de préstamos a corto plazo fue en enero pasado. El emisor chino ha realizado en los últimos meses numerosas inyecciones de liquidez para garantizar la estabilidad del sistema financiero del país, en un periodo de turbulencias por la crisis de la bolsa, primero, y después por las devaluaciones del yuan de la semana pasada. El pasado 25 de junio el banco central rompió más de dos meses de sequía e inició una serie de inyecciones para asegurar que hubiera liquidez disponible. 

Una mujer pasa junto al ventanal de una firma de broker en Shanghai.  REUTERS/China Daily

Una mujer pasa junto al ventanal de una firma de broker en Shanghai. REUTERS/China Daily

Mientras, las principales bolsas asiáticas, a excepción del Nikkei japonés, han cerrado la jornada en negativo por las dudas que siguen existiendo sobre la economía china, aunque los recortes han sido más moderados que los experimentados en los dos últimos días.

Los principales índices chinos subieron en varias ocasiones durante la sesión, pero finalmente se vieron afectados por una oleada de ventas que reflejó que los inversores piensan que es necesario un apoyo más agresivo del Gobierno  chino y del Banco Central. Así, los principales índices de China han caído por quinta sesión consecutiva tras oscilar en una franja de más del 3% en ambas direcciones en un mercado de extrema volatlidad.

La Bolsa de Shanghái, la más importante de China, cerraba la sesión con una ligera caída del 1,27%, mientras que la de Shenzen, la segunda más relevante del gigante asiático, registraba una caída del 3,05% en su cierre. De este modo, el índice CSI300, que agrupa las mayores compañías cotizadas en Shanghai y Shenzen, se revalorizaba en torno un 3%.

Por su parte, la Bolsa de Hong Kong cotizaba plana, mientras que el Nikkei, índice de referencia de la Bolsa de Tokio (Japón), ha cerrado la jornada de este miércoles con un repunte del 3,2% después de seis sesiones encadenando descensos.

La tormenta en las bolsas asiáticas vividas en los últimos días afectó con fuerza a los mercados europeos y a Wall Street. Sin embargo, los primeros cerraron ayer con importantes ganancias, gracias a los buenos datos macroeconómicos de Alemania y a las medidas adoptadas por China.

Wall Street, por el contrario, se daba la vuelta en los últimos compases de la sesión y cerraba con pérdidas. En concreto, el Dow Jones finalizó la jornada con un descenso del 1,3%, mientras que el selectivo S&P 500 cedió un 1,3% y el Nasdaq perdió un 0,4%.

Ligeras pérdidas en el amanecer europeo

En los parqués bursátiles europeos la mañana de este miércoles ha arrancado con ligeras pérdidas La Bolsa de Madrid ha abierto la sesión con un recorte del 1,2%, lo que ha llevado al selectivo a perder la cota de los 10.000 puntos, con la mirada puesta de nuevo en Asia, cuyos mercados están viviendo hoy una jornada de gran volatilidad.

Así, el Ibex 35 caía hasta los 9.992 puntos en la apertura, con todos sus valores en negativo, a excepción de Abengoa, que empezó a cotizar a las 9.14 horas con una subida del 3,3%, situándose el valor de sus acciones en 1,02 euros.

Gamesa, por su parte, se situaba a la cabeza de los descensos en los primeros compases de la sesión, con un retroceso del 4,5%, seguida de OHL (-2,6%), IAG (-1,9%), Inditex (-1,8%), Iberdrola (-1,65%) y Técnicas Reunidas (-1,6%).

Las principales plazas europeas también despertaban en negativo, con descensos del 1,7% en Francfort, del 1,5% en Milán y París y del 1% en Londres.

En el mercado de deuda, la prima de riesgo española se situaba en el entorno de los 138 puntos básicos, tras abrir por encima de los 144 enteros, mientras que en el mercado de divisas el euro se mantenía estable en el nivel de los 1,1511 dólares.