Publicado: 31.08.2015 19:50 |Actualizado: 31.08.2015 19:50

Las bolsas europeas sufren el peor agosto en cuatro años por la crisis china

El Ibex cierra agosto con una caída del 8,24%, penalizado por los grandes valores.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Un panel informativo de la bolsa de Madrid muestra la evolución del principal indicador de la bolsa española, el Ibex 35, en la última sesión del mes de agosto. EFE/Sergio Barrenechea

Un panel informativo de la bolsa de Madrid muestra la evolución del principal indicador de la bolsa española, el Ibex 35, en la última sesión del mes de agosto. EFE/Sergio Barrenechea

LONDRES / MADRID.- Las bolsas europeas cerraron con caídas el lunes, golpeadas por el retroceso de los mercados bursátiles chinos y y las crecientes expectativas de que la Reserva Federal de Estados Unidos se decante por subir tipos antes de finales de año.

El índice paneuropeo FTSEurofirst 300 cerró extraoficialmente con una caída del 0,34%, hasta los 1.430,19 puntos, culminando su peor desempeño mensual desde agosto de 2011. El índice Euro STOXX 50 de los principales valores de la zona euro perdió un 0,5% ciento, mientras que los principales indicadores de la bolsa alemana, el DAX, y de la bolsa francesa, el CAC, terminaron con caídas similares.



En España, el  Ibex-35 cerró la sesión del lunes con una caída del 0,91%, hasta los 10.259 puntos, penalizado por los grandes valores del mercado español y las crecientes expectativas de que la Reserva Federal de Estados Unidos se decante por subir tipos antes de finales de año. En el mes, el principal indicador del mercado bursátil español se deja un 8,24%, en su peor agosto en tres años.

El principal valor por ponderación en el Ibex, Santander , contribuyó a la debilidad del selectivo al ceder casi un 2%, mientras que BBVA e Inditex, perdieron un 1,1% y un 0,4%, respectivamente (los tres valores juntos suponen más de una tercera parte del Ibex). Otro blue chip como Telefónica se dejó un 1 por ciento, tras decir que sigue confiando en su apuesta por Brasil pese a la entrada en recesión del país.