Público
Público

Brecha salarial Unidos Podemos propone crear de un órgano que garantice la igualdad retributiva entre hombres y mujeres

Lo incluirá en una proposición de ley que presentará en el Congreso antes del mes de noviembre. La norma está destinada a acabar con la arbitrariedad de la brecha salarial entre hombres y mujeres y obligará a empresas y a administración pública a publicar las retribuciones completas de los distintos puestos de trabajo.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:

La diputada de En Marea Yolanda Díaz, en una imagen de archivo. EFE

El grupo parlamentario Unidos Podemos En Marea afirmó este jueves que está casi listo para presentar en el Parlamento una proposición de ley para garantizar la transparencia en las retribuciones salariales y que ataje, de una vez por todas la brecha que existe entre hombres y mujeres. Se llamará Ley de Igualdad Retributiva y esperan presentarla antes del próximo mes de noviembre.

"Lo que perseguimos con esta ley es la transparencia absoluta en los conceptos retributivos porque ahí es donde se provocan las desigualdades", afirma Yolanda Díaz, portavoz de empleo y economía de la formación. 

Entre las novedades de esta ley, que aún está en fase de redacción, figura la de creación de un órgano asesor independiente de carácter procesal que estará compuesto por expertos y expertas en la materia laboral y que sirva de asesoramiento a los jueces en los procesos judiciales. Según la formación, no existe ningún organismo de estas características y servirá para invertir la carga de la prueba, puesto que no tendrá que ser la mujer (o el trabajador que se sienta discriminado) quién tenga que probar el hecho, sino el empresario quien deba justificar que no exista una discriminación retributiva.

​Para que esto ocurra, la transparencia en las retribuciones son clave. El documento sobre el que está trabajando Unidos Podemos y que lidera En Marea obligaría a las empresas a una total transparencia sobre la retribución de sus trabajadores, incluyendo la publicidad y simplificación de pluses y complementos retributivos, que provocan una "auténtica opacidad" sobre los salarios, afirma Díaz.

"Existe una tremenda opacidad. Incluso si quisiéramos denunciar hoy una discriminación indirecta, carecemos de los elementos necesarios porque no sabemos por qué conceptos se está retribuyendo de forma distinta a dos personas dentro de una misma empresa.  Lo que perseguimos con esta ley es la transparencia absoluta en los conceptos retributivos. Ahí es donde se provoca la desigualdad", añade Díaz.

Una de las consecuencias que puede tener esta transparencia es que permitiría a la administración o a la inspección de trabajo actuar de oficio cuando detecte una desviación en las escalas salariales.

Según Unidos Podemos, esta ley viene a cubrir una de las enormes deficiencias que tiene España, "porque es verdad que tenemos una ley de igualdad y algunas normas autonómicas, pero no tocan la materia de la que estamos hablando. La ley de igualdad tiene un capítulo específico de derechos laborales, pero no ataca el problema real de fondo que es la desigualdad en el nivel retributivo".

Según Díaz esta ley obligará a modificar una gran batería de normas, desde los convenios colectivos, hasta cuerpo de leyes sustanciales sobre el mercado laboral. Díez afirmó que los convenios colectivos son importantes, pero que es necesario ir más allá, "porque desde el año 2000 tenemos normas que les da competencias sobre la materia, pero no ha servido para cerrar la brecha".

Para esta portavoz, España se ha dotado de un buen número de normas para garantizar la igualdad entre hombres y mujeres. "Normativamente hemos cumplido con la igualdad. Pero esto no es real, porque todas la normas que tenemos no inciden en qué pasa cuando esto no se cumple. Lo que vamos a hacer ahora es actuar sobre el no se cumple. Lo que pretende esta ley es crear democracia. Mientras las mujeres tengamos una desigualdad brutal en nuestro ámbito labora, no hay democracia en este país. Necesitamos tomarnos esto en serio y poner este tema en el centro de la actuación de los poderes públicos".

Díaz lamentó que el Instituto de la Mujer no ejerza las funciones para las que fue creado y afirmó su deseo de tener un órgano independiente y neutro que supervisara esta materia.

La representante de En Marea apuntó también que la pobreza de las mujeres está íntimamente ligada a esta brecha retributiva que supone un factor de empobrecimiento presente y que influye de forma directa en cómo llegan las mujeres a las pensiones. Díaz apuntó que la desigualdad se agranda según subimos en la escala salarial. "Hay más desigualdad por arriba que por abajo".
En España la desigualdad salarial de las mujeres se sitúa en un 23%, muy por encima de la media europea que es del 17%.

El espíritu de la ley es acabar de una vez por todas con las grandes disparidades salariales. Según Díaz, "los informes de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) que dicen que para alcanzar una igualdad salarial tardaremos 80 años, es una indecencia, porque ni siguiera nuestras hijas lo van a ver".