Público
Público

Aerolineas La británica Monarch Airlines se declara en quiebra y deja a 110.000 clientes en el extranjero

Las autoridades británica piden fletar 30 aviones para que viajen las personas varadas en el extranjero, en la mayor repatriación jamás vista en tiempos de paz

Publicidad
Media: 3.33
Votos: 3
Comentarios:

Aviones de la aerolínea británica Monarch, en las pistas del aeropuerto de Manchester. REUTERS/Andrew Yates

Monarch Airlines se declaró en bancarrota este lunes, convirtiéndose en la mayor quiebra en la historia de las aerolíneas británicas, dejando a decenas de miles de viajeros varados en el extranjero y provocando la mayor repatriación jamás vista en tiempos de paz. 

Según informó la aerolínea en un comunicado, el gobierno británico ha pedido fletar 30 aviones a la Autoridad de Aviación Civil (CAA) para devolver a los "alrededor de 110.000 pasajeros" a sus casas, según informó la institución.

Monarch ha cancelado alrededor de 300.000 futuras reservas y se ha disculpado a los clientes y personal tras convertirse en la mayor aerolínea en bancarrota en el Reino Unido. "Lo siento mucho por los miles [de clientes] que se enfrentan a la cancelación de un viaje o unas vacaciones, por los posibles retrasos para volver a casa y por el gran trastorno", ha señalado en un mensaje a sus trabajadores el director ejecutivo de Monarch, Andrew Swaffield. "Siento de verdad que esto haya tenido que terminar así", ha añadido Swaffield.

Un cartel informa de la cancelación de los vuelos de Monarch Airlines en el aeropuerto londinense de Luton. REUTERS

En su página web, el grupo llamó a todos aquellos que tengan algún viaje planificado con alguna de sus compañías en bancarrota a que no acudan al aeropuerto. Aquellos que tengan itinerarios reservados a partir del 15 de diciembre no tendrán derecho a reclamaciones. Las compañías afectadas son Monarch Airlines, Monarch Holidays Ltd., Firs Aviation Ltd, Avro Ltd. y Somewhere2stay Ltd.

"Las presiones en los costes acumulados y un entorno muy competitivo en el mercado de las aerolíneas europeas de corto recorrido han contribuido a que Monarch Airlines haya experimentado un período sostenido de pérdidas", afirmó uno de los administradores de Monarch Ailines Ltd y Monarch Travel Group, Bliar Nimmo, en declaraciones a la BBC.

El ministro de Transporte, Chris Grayling, ha explicado que la empresa fue víctima de una guerra de precios por los vuelos al Mediterráneo y dijo a los clientes que no fuesen a los aeropuertos. "Estamos haciendo lo que podemos por asegurar que esas personas que se encuentran desamparadas y no puedan regresar puedan hacerlo", ha declarado Grayling al canal de televisión público BBC, añadiendo que anticipaba que buena parte de la plantilla de 2.000 trabajadores de Monarch encontraría empleo en otros lugares.

Personal del aeropuerto británico de Birmingham en los mostradores de la aerolínea Monarch, vacíos. REUTERS/Darren Staples

La aerolínea no ha concretado lo que sucederá con los miles de trabajadores. En 2014 anunció un recorte de un tercio de su plantilla en una acción que le costó el puesto hasta a 1.000 empleados.

La actual fuerte competencia en el sector ha estado presionando a las aerolíneas europeas y provocando varias fusiones, con Air Berlin y Alitalia declarándose insolventes y buscando nuevos inversores para parte de su negocio.

El colapso de la compañía supone un problema para las grandes compañías proveedoras de aeronaves, tanto para aquellas arrendadoras que ya financiaron el pedido de 36 aviones Airbus, como para Boeing, que vendió 32 modelos de su 737 MAX, con un valor aproximado de 3.500 millones de dólares (casi 3.000 millones de euros).