Público
Público

Bruselas aprueba la venta de Novo Banco al fondo estadounidense Lone Star

El Estado mantendrá una participación del 25% en la entidad surgida tras la quiebra de Espirito Santo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Varios clientes operan en los cajeros automáticos de una oficina de Novo Banco, en Lisboa

La Comisión Europea ha aprobado este miércoles los términos acordados por Portugual y Lone Star para que el fondo estadounidense adquiera el 75% de Novo Banco, la entidad surgida en agosto de 2014 que aglutina los activos saneados de Banco Espirito Santo (BES), según ha informado en un comunicado.

El Banco de Portugal oficializó en marzo de este año la venta del 75% de Novo Banco a cambio de que Lone Star inyecte 1.000 millones de euros en la entidad, en la que el Estado mantendrá una participación del 25%.

Además, el acuerdo incluye posibles inyecciones de capital por parte Portugal si el ratio de capital del banco se reduce por debajo de un determinado umbral debido a pérdidas de la cartera de activos heredados o si la emisión de 400 millones en instrumentos Tier 2 que la entidad debe efectuar no se completa con éxito, entre otras circunstancias.

En concreto, el Ejecutivo comunitario ha analizado, bajo las normas europeas sobre ayudas de Estado, cuestiones como el proceso de venta, los planes de ayuda de las autoridades portuguesas para apoyar la resolución de BES y la venta de Novo Banco y la viabilidad de la entidad resultante de la venta.

El Ejecutivo comunitario ha concluido que las medidas de apoyo previstas por las autoridades portuguesas están en línea con las reglas europeas sobre ayudas de Estado. Entre otras cosas, Bruselas ha destacado que la resolución BES se ha efectuado siguiendo las normas para el reparto de carga en el bail in, así como que Portugal y Lone Star han diseñado un plan de reestructuración para la entidad con medidas para limitar las distorsiones para la competencia.

Por otro lado, la Comisión Europea ha determinado que el proceso de venta de Novo Banco a Lone Star fue "abierto y competitivo" y se ejecutó tras acordar las mismas condiciones a otras entidades interesadas. También ha estimado que Portugal seleccionó finalmente la mejor oferta disponible.

Finalmente, Bruselas ha señalado que el plan de reestructuración y los compromisos adquiridos restauran la viabilidad del banco y permiten a la entidad que supere las dificultades heredadas.

"Hemos aprobado los planes de Portugal para conceder ayudas públicas a Novo Banco bajo las normas de la UE, basándose en un plan de reestructuración del banco y en medidas para limitar las distorsiones a la competencia. Ahora es importante que el nuevo propietario ejecute con éxito el plan, de forma que pueda apoyar a la economía portuguesa", ha subrayado la comisaria de Competencia, Margrethe Vestager.