Publicado: 09.03.2016 22:10 |Actualizado: 09.03.2016 22:10

Bruselas insta al Gobierno a aplicar las medidas de la Ley de Estabilidad para controlar el déficit de las CCAA

La Comisión pide que le informe el próximo mes de las medidas que va a tomar para revisar los Presupuestos de 2016

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
El ministro de Economía de España de Guindos y el comisario europeo Moscovici asisten a una reunión de ministros de Finanzas de la zona euro en Bruselas

El ministro de Economía de España de Guindos y el comisario europeo Moscovici asisten a una reunión de ministros de Finanzas de la zona euro en Bruselas

BRUSELAS.- La Comisión Europea instó  este miércoles al Gobierno español a aplicar las medidas previstas en la Ley de Estabilidad para controlar el desvío presupuestario de la Comunidades Autónomas (CCAA) y cumplir así con el compromiso de reducir el déficit público por debajo del 3% del PIB este año.

"España debe intensificar sus esfuerzos para garantizar el cumplimiento de la Recomendación del Consejo de 21 de junio de 2013", en la que se extendió el plazo que tenía el país para reducir su déficit al 2,8% del PIB y se fijó en el presente año, recuerda una recomendación publicada por el Ejecutivo comunitario.

"Para ello, España debería adoptar medidas para garantizar una corrección a tiempo y duradera del déficit excesivo", añade la recomendación, que toma la forma de una misiva firmada por el comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Pierre Moscovici.



Esto incluye "hacer uso pleno, en su caso, de las herramientas preventivas y correctoras establecidas en la Ley de Estabilidad Presupuestaria de España para controlar los desvíos de los gobiernos a nivel sub-estatal de sus respectivos objetivos de déficit, de deuda y de gastos", recalca el documento. La Ley de Estabilidad Presupuestaria española contempla una amplia variedad de herramientas que el Gobierno central puede aplicar, que van desde el seguimiento diario de las cuentas hasta las sanciones y, en última instancia, la intervención.

La ley prevé una amplia variedad de herramientas que el Gobierno puede aplicar: seguimiento diario de las cuentas autonómicas, sanciones, y, en última instancia, la intervención

La Comisión pide al país que le informe de las medidas que va a tomar para cumplir con su recomendación en la versión actualizada del presupuesto para este año que el país debe mandar a Bruselas o, "como tarde", en un apartado especial dentro del programa de estabilidad que tiene que entregar en abril.

Bruselas concedió en 2013 una prórroga a España para reducir su déficit y le marcó nuevos objetivos de reducción del mismo, tras constatar que seguía manteniendo un desvío "excesivo".

En concreto, debía reducirlo al 6,5% del PIB en 2013, al 5,8% en 2014, al 4,2% en 2015, y al 2,8% del PIB en 2016. El presidente del Gobierno español en funciones, Mariano Rajoy, adelantó el pasado 11 de febrero que el déficit español en 2015 será del 4,5% del PIB, cifra que, si se confirma, supondrían tres décimas más de lo comprometido con las instituciones europeas. Tres de los principales partidos españoles, el Partido Popular, PSOE y Ciudadanos, coincidieron también este mes en pedir la negociación con Bruselas para flexibilizar el cumplimiento del objetivo del déficit.

Dudas sobre Bélgica, Croacia, Finlandia, Italia y Rumanía

La Comisión también ha notificado a Bélgica, Croacia, Finlandia, Italia y Rumanía sus "reservas" respecto a su capacidad para cumplir este año con sus obligaciones presupuestarias, por los que les ha dado un aviso, al recordarles que tienen que adoptar las "medidas necesarias" para respetarlas. "Hemos detectado seis países cuyas estrategias presupuestarias pueden comportar riesgos (...) Todavía queda tiempo para que se adopten las medidas necesarias", afirmó el vicepresidente de la CE para el Euro, Valdis Dombrovskis, en un comunicado.

El conservador letón se mostró "dispuesto a entablar un diálogo constructivo" con los países en cuestión, incluido España, para "reducir al mínimo tales riesgos" de incumplimiento.

Por su parte, el comisario europeo de Asuntos Económicos y Financieros, Pierre Moscovici, recalcó que ahora corresponde a las capitales tener en cuenta las recomendaciones europeas en la elaboración de sus programas de estabilidad, junto a sus programas nacionales de reforma, que deben presentar para el 15 de abril.

A la vista de los mismos, la Comisión recordó que "es posible" que adopte en primavera nuevas propuestas de recomendaciones presupuestarias a los países, una vez que elabore sus previsiones macroeconómicas y disponga de los datos definitivos de déficit y deuda de 2015, validados por Eurostat.