Publicado: 19.09.2016 19:35 |Actualizado: 19.09.2016 19:35

Bruselas investiga los acuerdos fiscales entre Luxemburgo y la eléctrica francesa Engie

La lergislación del Gran Ducado le permitía deducirse impuestos por los créditos que se concedían entre las sociedades del grupo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Sede de la eléctrica Engie, la antigua GDF Suez. REUTERS

Sede de la eléctrica Engie, la antigua GDF Suez. REUTERS

BRUSELAS.- Los reguladores de competencia de la Unión Europea abrieron el lunes una investigación sobre los acuerdos fiscales concedidos por Luxemburgo a la eléctrica francesa Engie (la antigua GDF Suez), redoblando la campaña de la Unión Europea contra la elusión de impuestos por parte de las multinacionales.

La Comisión Europea dijo que temía que las resoluciones fiscales concedidas por Luxemburgo desde 2008 pareciesen tratar la misma transacción financiera como deuda y capital, llevando a una doble no imposición fiscal de empresas del grupo GDF Suez, nombre con el que se conocía antes a Engie. Esto podría haber dado a GDF Suez una ventaja injusta sobre otras empresas, infringiendo la normativa de ayudas de estado de la UE, dijo la Comisión.

"Las transacciones financieras pueden ser gravadas de forma diferente en función del tipo de transacción, capital o deuda, pero una sola compañía no puede tener lo mejor de ambos mundos para la misma transacción", dijo la comisaria de Competencia de la UE, Margrethe Vestager, en un comunicado.



Una portavoz de Engie dijo que la compañía tomó nota de la decisión y que cooperaría plenamente con la Comisión respondiendo a sus preguntas. Engie lleva en Luxemburgo desde 1993 y emplea a unas 300 personas, dijo la portavoz.

El mes pasado, Vestager fue el centro de la actualidad al ordenar a Apple que pagase a Irlanda hasta 13.000 millones de euros  en impuestos no pagados, enfureciendo tanto a Washington como a Dublín. Vestager se reunirá con el secretario del Tesoro estadounidense Jack Lew dentro del viaje que hará esta semana a Estados Unidos, donde se la ha criticado por dirigir presuntamente el foco sobre empresas estadounidenses, algo que niega la UE.

Un portavoz de la Comisión dijo que era una coincidencia que la investigación sobre Engie, una empresa francesa, se abriese en la misma semana. 

Las transacciones financieras investigadas son préstamos concedidos en 2009 y 2011 entre cuatro compañías del grupo GDF Suez. "El resultado final parece ser que una proporción significativa de los beneficios registrados por GDF en Luxemburgo a través de dos acuerdos no fueron gravados en absoluto", dijo la Comisión.

Las empresas que recibieron los préstamos (GDF Suez Treasury Management y GDF Suez LNG Supply) pudieron reducir de forma significativa los beneficios imponibles en Luxemburgo al deducirse pagos de interés provisionados, que pueden considerarse gastos deducibles de impuestos, añadió.

Las empresas que dieron los préstamos (LNG Luxembourg y Electrabel Invest Luxembourg) evitaron pagar cualquier tipo de impuesto por los beneficios de la transacción porque la normativa fiscal de Luxemburgo exime de impuestos a las rentas de inversiones en capital, dijo la Comisión.

Un portavoz de la Comisión dijo que aún era muy pronto para saber cuánto tendría que pagar en impuestos Engie si se demuestra que incumplió las normas de ayudas públicas.

La UE ya lanzó investigaciones sobre acuerdos fiscales concedidos por Luxemburgo a otras multinacionales como McDonald's y Amazon. En diciembre del año pasado, el ejecutivo comunitario ordenó a Fiat devolver hasta 30 millones de euros a Luxemburgo.