Publicado: 03.12.2015 13:02 |Actualizado: 03.12.2015 13:02

Bruselas investiga a Luxemburgo por posibles ventajas fiscales a McDonald's

Estos beneficios provienen del pago de derechos por las franquicias que operan en Europa y en Rusia por el uso de la marca.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:
La empresa no ha pagado el impuesto de sociedades en este país desde entonces a pesar de obtener "grandes beneficios".

La empresa no ha pagado el impuesto de sociedades en este país desde entonces a pesar de obtener "grandes beneficios".

MADRID.- La Comisión Europea ha abierto este jueves una investigación formal contra Luxemburgo por posibles ayudas fiscales a McDonald's que podrían haber permitido a la compañía norteamericana evitar el pago de impuestos por los beneficios obtenidos en Europa desde 2009, según ha informado el Ejecutivo comunitario en un comunicado.

En concreto, Bruselas evaluará si autoridades de Luxemburgo estableció excepciones en disposiciones de la legislación fiscal del país y del acuerdo sobre doble imposición que mantiene con Estados Unidos que otorgaran una ventaja sobre otras compañías en una situación legal comparable.



Así, la Comisión Europea asegura que a través de dos acuerdos fiscales o 'tax rulings' concedidos por Luxemburgo a la compañía McDonald's Europe en 2009, la empresa no ha pagado el impuesto de sociedades en este país desde entonces a pesar de obtener "grandes beneficios".

Estos beneficios provienen del pago de derechos por las franquicias que operan en Europa y en Rusia por el uso de la marca de la empresa y servicios asociados, que eran transferidos a la rama estadounidense de la compañía.

En un primer acuerdo fiscal, Luxemburgo confirmó que McDonald's Europe no tenía que pagar impuesto de sociedades en el país puesto que los beneficios estaban sujetos a imposición en Estados Unidos. A pesar de que McDonald's debía probar cada año que los ingresos transferidos eran declarados y estaban sujetos a imposición, no eran tributados en este país: mientras que para la ley luxemburguesa la empresa tenía presencia fiscal imponible en Estados Unidos, no existía a ojos de la legislación estadounidense.

Ante esta situación, McDonald's solicitó un segundo acuerdo fiscal, en el que afirmaba que Luxemburgo debía seguir liberando a la empresa del pago de impuestos por estos beneficios. En septiembre de 2009 las autoridades del país levantaron a McDonald's la obligación de probar que los ingresos por derechos estaban sujetos a impuestos en Estados Unidos, de forma que desde ese momento no tributó en Luxemburgo, aunque tampoco en Estados Unidos.

De esta forma, el Ejecutivo comunitario investiga si el segundo acuerdo fiscal entre Luxemburgo y McDonald's Europa supone un trato favorable en contra de la legislación comunitaria sobre ayudas de Estado. En cualquier caso, Bruselas ha subrayado que la investigación "no cuestiona el régimen fiscal" de Luxemburgo y "no prejuzga el resultado" de la misma.

La comisaria de Competencia, Margrethe Vestager, ha asegurado que estos acuerdos fiscales "deben ser examinados muy cuidadosamente", y ha destacado que "el objetivo de los tratados de doble imposición entre países es evitar la doble imposición, no justificar a doble no imposición".

El caso de McDonald's se suma a las investigaciones que Bruselas mantiene sobre Amazon (Luxemburgo) y Apple (Irlanda), además de sobre un régimen fiscal de Bélgica. El Ejecutivo comunitario ya instó a Fiat y Starbucks a devolver 20 y 30 millones por tax rulings con Luxemburgo y Holanda.

Etiquetas