Publicado: 06.11.2015 18:37 |Actualizado: 06.11.2015 18:37

Bruselas reclama a todos los países de la UE que investiguen las nuevas irregularidades en Volkswagen

Unos 800.000 coches de la marca alemana también alteraron sus valores de dióxido de carbono (CO2)

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Coches aparcados en un confesionario de Volkswagen en Londres. REUTERS

Unos 800.000 coches de la marca alemana también alteraron sus valores de dióxido de carbono (CO2). EFE

BRUSELAS.- La Comisión Europea ha pedido formalmente este viernes a los veintiocho miembros de la UE que investiguen antes de que acabe el mes las causas e incidencia en su mercado de las últimas "irregularidades" asumidas por el grupo Volkswagen en el caso de la manipulación de emisiones contaminantes de sus vehículos, tras revelar que unos 800.000 coches de la marca alemana también alteraron sus valores de dióxido de carbono (CO2).

En una carta remitida a los ministros de Industria de la UE, el comisario de Energía y Clima, Miguel Arias Cañete, y la comisaria de Mercado Interior e Industria, Elzbieta Bienkowska, aseguran que el Ejecutivo comunitario "no estaba al tanto" de ninguna irregularidad en lo que a emisiones de CO2 se refiere y se muestran "muy preocupados" por la información que ha trascendido.

"Quisiéramos tener el apoyo de los Estados miembros para descubrir cómo y por qué esto pudo suceder", dice la misiva, en la que los comisarios señalan a las autoridades nacionales como las responsables de "garantizar que las obligaciones legales de los fabricantes se cumplan plenamente".



Son esas autoridades nacionales las que deben velar por que se apliquen la normativa europea y nacional en materia de pruebas y certificación del consumo de combustible y emisiones de CO2 de los vehículos que llegan al mercado comunitario.

Bruselas ya está en contacto con la autoridad competente en Alemania y confía en que el resto de Estados miembros lleven a cabo sus propias investigaciones, para aclarar si se han incumplido las reglas en el caso de "algunos" fabricantes en el proceso de certificación.

En concreto, Cañete y Bienkowska preguntan a los ministros si cuentan con "pruebas o información" que apunten a posibles irregularidades en sus países a la hora de conceder los certificados de emisiones y, si es el caso, cuántos vehículos puestos en el mercado entre 2012 y 2014 estarían afectados.

"Les agradeceríamos que proporcionaran esa información a la Comisión Europea antes de que acabe noviembre", concluyen los comisarios, que ofrecen el apoyo de Bruselas como plataforma para el intercambio de información.