Público
Público

BT se desploma en bolsa por el escándalo contable de su filial italiana

Las irregularidades detectadas en BT Italy han obligado a la operadora de telecomunicaciones a recortar sus previsiones de ingresos, beneficios y flujo de caja libre para los próximos dos años

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Una señal de tráfico junto a la sede de la filial italiana de BT en Milán. REUTERS/ Stefano Rellandini

La operadora británica BT recortó el martes sus previsiones de ingresos, beneficios y flujo de caja libre después de concluir que un comportamiento contable inapropiado en su negocio italiano resultó ser más grave de lo que pensó inicialmente, echando abruptamente el freno a años de dolorosa pero firme recuperación tras la recesión económica de 2008.

A consecuencia del escándalo y del recorte de las previsiones, la operadora británica de telecomunicaciones de 171 años perdió casi una quinta parte de su valor en bolsa. Al final de la sesión, cerraron con unas pérdidas del 20,79%, su peor sesión de la historia.

BT, que anunció en octubre una investigación inicial sobre prácticas contables históricas en Italia, , incluyendo una evaluación independiente por parte de la firma KPMG, dijo que la revisión había encontrado una compleja serie de transacciones inapropiadas en ventas, compras y leasing. Según una persona familiarizada con la situación, los empleados concertaron con proveedores inflar las cuentas durante una serie de años hasta que un informante contactó con altos ejecutivos de la sede de BP el verano pasado para ponerles al corriente de estas prácticas.

La torre de comunicaciones BT Tower, en Londres. REUTERS/Toby Melville

La provisión para el negocio de 145 millones de libras ($181 millones) anunciada en octubre se ha incrementado ahora hasta unos 530 millones de libras. Los ingresos no crecerán en los próximos dos años, mientras que la previsión para el resultado operativo bruto (Ebitda) se ha recortado desde 7.900 millones de libras a 7.600 millones. El flujo de caja libre normalizado en 2016/17 se prevé ahora de 2.500 millones de libras, frente a una estimación anterior de entre 3.100 y 3.200 millones, y también será inferior a lo previsto en 2017/18.

"Estamos profundamente decepcionados con las prácticas impropias que hemos encontrado en nuestro negocio italiano", dijo el consejero delegado, Gavin Patterson. BT, que está auditada por PwC, también dijo que había detectado un deterioro en el negocio para el sector público británico y en los mercados corporativos internacionales.

Una cabina de teléfonos de BT en Londres, con el Big Ben al fondo. REUTERS/Toby Melville

Sin embargo, dijo que esperaba subir el dividendo al menos un 10 por ciento tanto en 2016/17 como en 2017/18. Además, dijo que había tomado medidas inmediatas para reforzar los procesos y controles en su filial italiana, como la suspensión de varios altos directivos de BT Italy y el nombramiento de un nuevo consejero delegado en el país que asumirá el cargo el 1 de febrero.

Aunque esta actualización sobre su negocio en Italia es lo que ha acaparado la atención, esta división sólo aportó el 1% del resultado operativo bruto en el ejercicio cerrado el pasado marzo. Para el largo plazo tiene implicaciones más serias el inesperado comentario sobre el deterioro que observa en las áreas corporativa y de sector público, dos de sus negocios principales.

El grupo se enfrenta a varios desafíos desde diversos frentes: una batalla regulatoria sobre su red principal, un creciente déficit de pensiones y el coste de la expansión de su negocio televisivo.