Publicado: 28.12.2014 18:31 |Actualizado: 28.12.2014 18:31

La cadena hotelera Husa negocia con inversores para superar el concurso de acreedores

La deuda del grupo supera los 220 millones, de los cuales el 40,2% corresponde a  Hacienda y Seguridad Social.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
El presidente de Turismo de Barcelona y del grupo HUSA, Joan Gaspart. EFE

El presidente de Turismo de Barcelona y del grupo HUSA, Joan Gaspart. EFE

BARCELONA.- La cadena hotelera Husa está en negociaciones con varios inversores para intentar conseguir un socio que inyecte liquidez y le permita salir del proceso concursal en el que está inmerso desde febrero, según fuentes cercanas al concurso.

Según las mismas fuentes, la compañía presidida por Joan Gaspart está en conversaciones con varios posibles inversores, entre los que se encuentra un fondo británico y Victory Turnaround, firma especializada en recuperar empresas en baja rentabilidad o pérdidas con la que se aliaron Damm y Cobega para rescatar a Cacaolat en 2011.



Según las previsiones del juez titular del Mercantil 3 de Barcelona, José María Fernández Seijo, la fase común del concurso se cerrará a principios de enero, tras lo que la empresa deberá presentar una propuesta de convenio de acreedores.

El concurso de Hostelería Unida --que agrupa a gran parte de las sociedades del grupo Husa-- se declaró el 11 de febrero, y desde entonces se han añadido nueve sociedades más.

El grupo se ha vendido algunos hoteles o traspasado las unidades productivas, entre ellos el emblemático Hotel Palace de Barcelona, que se traspasó a los propietarios, que han asumido la gestión del establecimiento y todos los empleados; además, ha reducido la plantilla de unos 500 trabajadores a los cerca de 200 actuales.

Según el informe de la administración concursal, presentado a finales de octubre cuando aún había solo seis sociedades dentro del concurso, el agujero patrimonial del grupo ascendía a 153 millones de euros (diferencia entre los 68,5 millones de activo agregado y los 221,8 millones de créditos acumulados), aunque los administradores ya preveían que esta cifra podría superar los 200 millones ante la probabilidad de que otras sociedades se sumaran al proceso.

De los 221,8 millones de euros de deuda del grupo, el 40,2% corresponde a créditos públicos (básicamente de Hacienda y Seguridad Social); el 26,4% a créditos financieros (CaixaBank y Banco Sabadell como principales acreedores), y el 31,3% restante a acreedores generales.

Hostelería Unida es la que acumula un mayor agujero patrimonial, de 115,7 millones de euros, ya que cuenta con unos activos de 34,7 millones y un pasivo de 150,4 millones.