Público
Público

La caída de los precios se acelera en enero por las rebajas 

La tasa anual de IPC desciende hasta el 1,3%, en nivel más bajo en seis años, y acumula siete meses en negativo.

Publicidad
Media: 3
Votos: 1
Comentarios:

Un comercio de Madrid anuncia sus rebajas. REUTERS

MADRID.- El Índice de los Precios de Consumo (IPC) registró su séptima caída consecutiva en enero y registró una tasa interanual negativa del 1,3%. Es la novena vez en 16 meses en que los precios muestran tasas interanuales negativas.

El desplome de la inflación (que el Ministerio de Economía se resiste a calificar de deflación) se acelera en pleno mes de rebajas en el comercio, agravado por la contención de los precios de los carburantes, según datos divulgados por el Instituto Nacional de Estadística. Se trata de la caída internanual más pronunciada desde julio de 2009.

En términos mensuales también se agravó la caída, ya que el IPC cayó un 1,6% en enero, frente al descenso del 0,6% en diciembre, debido principalmente al descenso de los precios de la gasolina, del gasóleo para calefacción y del gas y a las rebajas de invierno en vestido y calzado.

Los precios registran un descenso récord del 1,6% en el primer mes del año

No obstante, en términos subyacentes (sin alimentos y productos energéticos, considerados muy volátiles), el IPC subió dos décimas al 0,2% anual en enero frente al 0,0% de diciembre.

El Gobierno ha descartado que la economía se encuentre en una situación de deflación estructural y considera que tener un IPC negativo como consecuencia de la caída del precio del petróleo es algo bueno para la economía española, pues se refleja en los precios de consumo y en la balanza de pagos.

Por su parte, la inflación armonizada (IPCA) con la UE bajó a una tasa interanual del -1,5 por ciento interanual en enero (en línea con lo que anticipaban de media los economistas consultados por Reuters y con el dato adelantado) y frente a una tasa del -1,1 por ciento en diciembre.

Víctor Echevarría, economista de AFI, dijo que las cifras de IPC fueron buenas e incluso mejores que sus previsiones. "Se empieza a ver una recuperación en servicios (en los precios) y en la inflación subyacente, que es un mejor reflejo de la demanda doméstica", indicó.