Publicado: 12.02.2016 13:28 |Actualizado: 12.02.2016 15:55

La caída de la producción industrial provocó la desaceleración del PIB de la eurozona a partir del otoño de 2015

La economía de los 19 países del euro creció un 0,3% en el cuarto trimestre de 2015, en línea con el trimestre anterior, pero por debajo del crecimiento registrado antes del verano

Publicidad
Media: 3
Votos: 1
Comentarios:
Banderas de la UE en el exterior de la sede del BCE, en Fráncfort. REUTERS/Ralph Orlowski

Banderas de la UE en el exterior de la sede del BCE, en Fráncfort. REUTERS/Ralph Orlowski

MADRID / BRUSELAS.- La economía de la eurozona se desaceleró durante la segunda mitad del año 2015: su Producto Interior Bruto (PIB) siguió creciendo en el cuarto trimestre de 2015, pero lo hizo al mismo ritmo que lo hizo en el tercero debido, sobre todo, a un descenso de la producción industrial en diciembre, lo que supone una desaceleración frente a la primera mitad del año y aporta más argumentos a favor de una mayor flexibilización monetaria.

Eurostat, la oficina estadística de la Unión Europea, certificó que el PIB aumentó un 0,3% tanto en la eurozona como en la Unión Europea (UE) en el cuarto trimestre de 2015 en comparación con el inmediatamente anterior, con lo que los dos bloques cerraron el ejercicio con un avance del 1,5% y del 1,8%, respectivamente, respecto al año pasado. Si bien, el crecimiento fue mayor en los seis primeros meses del año.



Esta primera estimación de Eurostat no incluía un desglose, pero otro indicador mostraba que la producción industrial de la zona euro cayó un 1% intermensual en diciembre con un descenso interanual del 1,3%. Los economistas consultados por Reuters esperaban un alza mensual del 0,3% y un aumento interanual de 0,8% en la producción.

Los economistas dijeron que estas tasas de crecimiento del PIB no serían suficientes para generar suficiente presión inflacionista y elevar los precios hasta el entorno del objetivo de cerca del 2%del Banco Central Europeo.

"Seguimos pensando que es necesaria una mayor flexibilización monetaria, con más políticas de recortes de tipos en la agenda a partir de marzo", dijo Nick Kounis, economista de ABN Amro en una nota publicada antes de la publicación del informe.

"Sin embargo, más estímulo fiscal —en la forma de inversión pública— en los países que tienen margen de maniobra, y una reforma estructural más amplia también son necesarios para apoyar la política monetaria", dijo.

Grecia y Finlandia, en recesión

Entre los países de la zona euro cuyos datos estaban disponibles, el mayor incremento del PIB en el cuarto trimestre se registró en Estonia, con una expansión del 1,2%, tras caer cuatro décimas en el tercer trimestre, por delante del crecimiento del 1% de Eslovaquia, que mantuvo el ritmo de expansión del trimestre anterior. España se situó así como la tercera economía de la eurozona con mayor ritmo de crecimiento, con una expansión del 0,8%, en línea con el dato del tercer trimestre.

Por su parte, el PIB de Alemania creció un 0,3% en el último trimestre de 2015, en línea con el dato del trimestre anterior, mientras el crecimiento de Francia se desaceleró al 0,2%, frente al 0,3% del tercer trimestre, y en Italia pasó a ser del 0,1% desde el 0,2% del tercer trimestre.

Entre las economías con peor comportamiento en el seno de la eurozona, Grecia registró una contracción del PIB del 0,6%, que tras la caída del 1,4% del tercer trimestre, devuelve al país heleno a la recesión, donde también recae Finlandia, con una contracción del PIB del 0,1% en el cuarto trimestre tras un retroceso del 0,6% en el tercer trimestre.

En comparación con otras economías mundiales, las de la eurozona y de la UE evolucionaron mejor que la estadounidense, que avanzó un 0,2% en el cuarto trimestre en comparación con el tercero (0,5%). En el balance interanual, el PIB de Estados Unidos aumentó un 1,8%, poniéndose así el conjunto de la UE a su altura

Etiquetas