Publicado: 11.03.2016 19:52 |Actualizado: 11.03.2016 19:52

CaixaBank se convierte en el banco del Congreso y el Senado

La entidad gestionará el remanente de 200 millones que acumulan las dos cámaras

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Oficina con la nueva rotulación de CaixaBank. E.P.

Oficina con la nueva rotulación de CaixaBank. E.P.

MADRID.-  CaixaBank se convertirá el próximo 28 de marzo en la nueva entidad financiera de referencia de las Cortes, el Congreso, el Senado, el Defensor del Pueblo y la Junta Electoral Central (JEC), en sustitución del Banco Santander, que desde 2009 ejercía estas funciones.

Las mesas de ambas cámaras han acordado en los últimos días adjudicar a la entidad que preside Isidro Fainé el contrato de prestación de servicios bancarios en el ámbito de las Cortes Generales, que se publicó el pasado 4 de junio en el Boletín Oficial del Estado (BOE).



CaixaBank presentó la mejor oferta a este procedimiento negociado con publicidad, en el que un 40% de los puntos se adjudicaban en función del mejor porcentaje de remuneración sobre Euríbor para las cuentas, dado que la intención de las Cortes era obtener una mejor remuneración por sus depósitos de los que le ofrecía el Santander.

De hecho, en vísperas de la aprobación de los pliegos de condiciones del contrato, las Cámaras encargaron un estudio para saber en qué invertir los 200 millones de remanentes que acumulaban, y ése se convirtió precisamente en el principal criterio de adjudicación.

Además, entre los requisitos a asumir por las entidades pujantes se incluía la asunción de todos los gastos derivados del desarrollo, implantación y mantenimiento de las aplicaciones informáticas para gestionar las cuentas así como de los gastos de formación de personal.

No costará nada a las arcas públicas

Las obligaciones de la nueva entidad financiera del Parlamento incluyen asimismo la apertura y mantenimiento de cuentas corrientes principales y retribuidas, y la apertura y gestión de sendas oficinas institucionales con sede en el Congreso y en el Senado.

Todos estos servicios no tendrán gasto presupuestario o extrapresupuestario para las Cortes y sus organismos dependientes, por lo que el concurso no incluía ningún valor estimado ni presupuesto máximo de licitación.

El contrato entrará en vigor el día de su firma, prevista para el próximo 28 de marzo, y tendrá vigencia hasta el 31 de diciembre de 2018, pudiendo prorrogarse por periodos anuales hasta sumar una duración máxima total de seis ejercicios.

Según informa el diario Expansión, en el concurso han participado también el Santander (cuyo contrato expiró el pasado mes de octubre) y el BBVA.