Publicado: 28.10.2015 14:11 |Actualizado: 28.10.2015 14:11

Caja Madrid recurrió a chóferes de la entidad para entregar las tarjetas black al 'número dos' de Blesa

Bankia ratifica ante el juez Fernando Andreu que Caja Madrid emitió las tarjetas opacas al "margen del circuito ordinario" y que Ildefonso Sánchez Barcoj era la persona que daba las instrucciones sobre la disposición y cancelación de las visa.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
El exdirector financiero de Caja Madrid, Ildefonso Sánchez Barcoj, a su salida de la Audiencia Nacional.

El exdirector financiero de Caja Madrid, Ildefonso Sánchez Barcoj, a su salida de la Audiencia Nacional.

MADRID.— Bankia ha ratificado al juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu que Caja Madrid emitió las tarjetas black al "margen del circuito ordinario" y recurrió en ocasiones a "algún chófer" de la entidad para hacérselas llegar al departamento del que fuera director financiero de Rodrigo Rato y mano derecha de Miguel Blesa, Ildefonso Sánchez Barcoj, que era la persona que daba las instrucciones sobre la disposición y cancelación de las tarjetas visa.

Así han respondido en un informe las Direcciones Corporativas de Auditoría Interna y de Personas de Bankia al requerimiento del magistrado, que pedía determinar el circuito a través del cual se emitieron las tarjetas opacas  concedidas a los consejeros y directivos desde 1999 y aclarar si Barcoj tenía encomendada alguna función en su asignación.



El grupo financiero explica que Sánchez Barcoj no tuvo ninguna facultad encomendada sobre las tarjetas de crédito en los puestos que desempeñó desde 1978 hasta 2012. Sin embargo, consta que llevó a cabo "actuaciones materiales" y que dio instrucciones a sus secretarias para que enviaran correos electrónicos al Departamento de Tarjetas con el fin de que "tecleara las solicitudes de emisión y cancelación".

Acto seguido, el Departamento de Tarjetas "tecleaba" la emisión de la tarjeta en la aplicación de medios de pago y, además, enviaba un email a la sala de estampación, donde se elaboraba "físicamente" cada visa, la cual era remitida al Departamento de Tarjetas.

Instrucciones sin soporte documental

"Según los correos electrónicos analizados, el Departamento de Tarjetas hacía llegar a las secretarias de Sánchez Barcoj las tarjetas emitidas, incluso, en ocasiones, a través de algún chófer de la entidad. No tenemos constancia de quién efectuaba la entrega final de la tarjeta al directivo o consejero", expone el banco.

Todo ello, se hizo "al margen del único circuito aprobado" entre 2003 hasta 2012, según Bankia, que precisa que en el periodo anterior que está siendo investigado "únicamente ha tenido acceso a los registros contables y a la normativa de gastos de representación, desplazamiento y alojamiento de marzo de 1999 donde se recogía el circuito de concesión de tarjetas general y ordinario" de Caja Madrid.

En otro informe, el director de Asesoría Fiscal de Bankia, José María Tello, subraya que Caja Madrid había perdido la condición de accionista de BFA y era una entidad "totalmente ajena" al grupo BFA/Bankia desde casi un año antes a que la Agencia Tributaria comunicara en 2013 las actas de inspección referidas a las cuentas de la caja de ahorros entre los ejercicios de 2004 y 2006.

Andreu imputó en enero a 79 antiguos miembros del consejo de administración y exdirectivos de Caja Madrid, integrada desde 2011 en Bankia, por el uso que hicieron de las tarjetas black, en la que se cargaron en gastos personales por valor de 15,5 millones de euros entre 1999 y 2012. En la causa también están imputados los expresidentes de Caja Madrid Miguel Blesa y Rodrigo Rato y el exdirector financiero de la entidad Ildefonso Sánchez Barcoj.

Etiquetas