Publicado: 11.03.2016 14:40 |Actualizado: 11.03.2016 19:01

La carrera por el liderato de UGT
se la disputan sólo dos aspirantes

Gustavo Santana, el tercer posible candidato a suceder a Cándido Méndez, no ha conseguido reunir los avales necesarios y no se integrará en ninguna candidatura. Según FSP-UGT el aspirante Álvarez ha intentado "hasta el último minuto" consensuar una candidatura única con el otro Cilleros, el segundo candidato.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
El secretario general de UGT Canaria, Gustavo Santana, candidato a suceder a Méndez al frente de la UGT.-JAIRO VARGAS

El secretario general de UGT Canaria, Gustavo Santana, ya no es candidato a suceder a Méndez al frente de la UGT.-JAIRO VARGAS

MADRID.- Como estaba previsto, la pugna por relevar a Cándido Méndez al frente de la UGT tras 22 años de mandato se ha quedado sólo con dos aspirantes: el secretario general de UGT en Catalunya, Josep Maria Àlvarez, y el responsable de Servicios para la Movilidad y el Consumo, Miguel Ángel Cilleros.

El tercer candidato, Gustavo Santana, secretario general de la Unión en Canarias, ha anunciado este viernes en rueda de prensa que no ha conseguido obtener lo avales necesarios para presentar su candidatura. Santana necesitaba el apoyo del 25% de los 601 delegados que votan en este 42º Congreso Confederal, y desde el principio reconoció la dificultad de esta "aventura", como él la llama.



Aun así, Santana se ha mostrado satisfecho con los logros de su efímera candidatura, ya que en el siguiente Congreso sólo será necesario el 15% de avales. El Congreso ha aprobado parcialmente una de sus enmiendas, que pedía rebajar el número de avales necesarios al 10% para lograr la igualdad de oportunidades entre los aspirantes.

No obstante, Santana mantiene su postura inicial y no se integrará en ninguna de las dos candidaturas que sí cuentan con los avales, pese a que hace días fue invitado por Àlvarez a incluirse en la suya, que, a priori, tiene todas las de ganar al contar con el apoyo de las dos grandes federaciones de UGT, la de Servicios Público (FSP) y la de Metal, Construcción y Afines (MCA).

Esta tarde, a las 17.00 horas, terminará el plazo para recoger avales y será este sábado, en la clausura del Congreso, cuando los delegados tendrán que votar a quién quieren que lleve las riendas del sindicato durante los próximos cuatro años.

Aunque Àlvarez —el histórico líder en Catalunya que ha conseguido hacer crecer la afiliación en el territorio del 15% a más del 40% tras 26 años en el cargo— es el favorito, la candidatura de Cilleros también cuenta con apoyos. No sólo de los delegados, sino del aparato de UGT y de la anterior Ejecutiva Confederal. No en vano, Cilleros cuenta con el apoyo velado de Cándido Méndez y con el temor entre los delegados de que la victoria de Àlvarez hiciera girar al sindicato hacia posturas favorables al derecho a decidir en Catalunya.

Según ha informado FSP-UGT, Josep María Álvarez ha intentado "hasta el último minuto" consensuar una candidatura única con el otro aspirante, Miguel Ángel Cilleros, pero el hecho de que éste presentase públicamente su lista a la Ejecutiva este mediodía "malogró" el intento.

El entorno de Àlvarez considera que la cúpula saliente busca torpedear su candidatura

El discurso de despedida de Méndez estuvo cargado de simbolismo en referencia a la Constitución española, la unidad de España y la necesidad de que cualquier cambio en ella llegara desde dentro de la misma y con la participación del "conjunto del pueblo trabajador español". Un discurso del que no había hecho gala hasta pocos días antes del Congreso y que ha levantado ampollas en el entorno de Àlvarez, que considera que la cúpula saliente busca torpedear su candidatura pese a que ha dejado claro que, si él es elegido, el derecho a decidir no será una línea maestra en su gestión.

Cilleros, por su parte, ha rescatado al número dos de Méndez, Toni Ferrer, actual secretario de Acción Sindical que mantendría su cargo, y lo ha incluido en su posible Ejecutiva junto a la también dirigente con Méndez Marisa Rufino. En la lista de nombres y cargos plausibles que ha desgranado se encuentran Manuel Jiménez Gallardo, actual secretario de la UGT-MCA en Andalucía, que accedería al cargo de nuevo secretario de Organización.

La nueva secretaria de Política Internacional sería Manuela Martínez, actual secretaria de UGT de Granada; la responsable de Igualdad recaería en Laura Alonso, quien ahora está vinculada a la UGT-MCA, mientras que de la Secretaría de Administración se haría cargo Maribel Loranca, con experiencia en la Federación de Educación.

Para la secretaría de Políticas Sectoriales y Territoriales, Cilleros ha situado a Jesús García, que hasta ahora realizaba tareas de responsabilidad en la UGT-FITAG; en la de Formación ha colocado Cruz Gutiez, con amplia experiencia en este ámbito y para Política Social ha designado a Visitación Vaquero, que hasta ahora desempeñaba responsabilidades en la Federación estatal de Servicios Públicos.