Público
Público

Catalunya El comité de Seat asegura que la dirección recibe presiones para trasladar su sede

La dirección del grupo Volkswagen está en contacto con la de la automovilística de Martorell (Barcelona) para analizar los riesgos de la situación. 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Trabajador de la compañía automovilística Seat. /EUROPA PRESS

El presidente del comité de empresa de Seat, Matías Carnero, ha asegurado que la dirección de la compañía ha recibido llamadas y presiones para trasladar la sede social a Madrid por la situación política en Catalunya.

Carnero ha afirmado que la dirección del grupo Volkswagen (matriz de Seat) está en contacto con la de la automovilística de Martorell (Barcelona) para analizar los riesgos de la situación, aunque ha asegurado que de momento no se ha notado ningún efecto en la actividad de la empresa ni en las ventas.

Carnero ha subrayado que, en caso de decidir un cambio de sede social, se trataría sólo de un gesto "simbólico", ya que Seat ya cuenta con unas oficinas en la Torre de Cristal de Madrid, donde se encuentra el despacho del presidente del consejo de administración de la compañía, Francisco Javier García Sanz.

Seat tiene actualmente su sede social en Martorell, donde está ubicada también su planta de producción en la que fabrica los modelos Ibiza, León, Arona y también el todocamino Audi Q3.

La de Martorell es la fábrica que produce más automóviles de las 17 de la industria de la automoción en España, con casi 450.000 coches en 2016, y Seat se ha consolidado como la mayor empresa exportadora a nivel estatal, así como el principal inversor industrial en I+D.

El presidente de Seat, Luca de Meo, afirmó a mediados de septiembre en el Salón del Automóvil de Frankfurt, que el papel de la empresa es "adaptarse a las condiciones", como aseguró que lo hacen en todos los países, y puso el ejemplo del Brexit en el Reino Unido.

La dirección de Seat aseguró tras el referéndum del 1 de octubre que seguía "de cerca" cómo avanza la situación actual, a la vez que afirmó que, como cualquier empresa, necesita un entorno político estable que permita seguir invirtiendo para generar crecimiento y empleo.

La compañía destacó que es una empresa "arraigada en Barcelona, Catalunya y España", al mismo tiempo que es una multinacional con una visión global.