Publicado: 08.09.2016 13:48 |Actualizado: 08.09.2016 21:22

Madrid deja de ingresar casi quinientos millones de los contribuyentes más ricos

Según Gestha, la mitad de los contribuyentes españoles más acaudalados del Impuesto sobre el Patrimonio reside en la autonomía de Cristina Cifuentes

Publicidad
Media: 4.29
Votos: 7
Comentarios:
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, con la consejera de Economía y Hacienda, Engracia Hidalgo. MADRID.ORG

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, con la consejera de Economía y Hacienda, Engracia Hidalgo. MADRID.ORG

MADRID.- El sindicato de los Técnicos del Ministerio de Hacienda, Gestha, calcula que la Comunidad de Madrid deja de ingresar cerca de quinientos millones de euros de los contribuyentes más ricos (que tienen más de 6 millones de euros), gracias a la bonificación del 100% en la cuota sobre el Impuesto de Patrimonio que tiene establecida el Gobierno de Cristina Cifuentes.

Según los cálculos de Gestha, a partir de la estadística de Patrimonio difundida por la Agencia Tributaria, la mitad de los contribuyentes más acaudalados, unas 3.153 personas de un total de 6.341, reside en la Comunidad de Madrid, lo que les favorece a la hora de rendir cuentas por sus propiedades.  El hecho de que esta autonomía bonifique al 100% dicho impuesto la convierte en una de las comunidades más atractivas para las grandes fortunas que residen en la capital.



Sin embargo, esto produce un agujero de 456,2 millones de euros anuales en las arcas públicas madrileñas, con el consiguiente perjuicio que tiene para el bienestar social y las políticas públicas. 

Los técnicos matizan que quienes más provecho sacan a esta normativa son el 60% de los denominados súper ricos (los que declaran un patrimonio individual neto no exento superior a 30 millones de euros), que se ahorran una media de 600.000 euros al año cada uno. En concreto, según la estadística de la Agencia Tributaria, de los 508 contribuyentes españoles incluidos en esta categoría, 303 residen en la Comunidad de Madrid.

Para el colectivo, estos datos echan por tierra el argumento tantas veces utilizado para justificar esta bonificación de que la medida "beneficia a la clase media".

Según Gestha, acabar con la bonificación de Patrimonio contribuiría a mejorar la situación de la región, que en 2015 no cumplió con el objetivo de déficit del 0,7% del PIB fijado por el Gobierno para las comunidades autónomas, pues cerró con un déficit del 1,36%, situándose como la segunda comunidad con mayor déficit en términos absolutos, con 2.774 millones, según la IGAE.

Según el presidente de Gestha, Carlos Cruzado, "la restitución del Impuesto de Patrimonio no supondría en ningún caso, como piensan algunas corrientes interesadas, una fuga de capitales de la Comunidad de Madrid, pues se trata de un gravamen personal por el que tributa la riqueza localizada tanto en España como en el extranjero, y es difícil que una persona se traslade a otro país alejado de sus relaciones personales y familiares y del centro de sus intereses económicos".