Publicado: 30.09.2015 19:58 |Actualizado: 30.09.2015 23:30

Las claves para conseguir ahorrar con el nuevo recibo de la luz por horas

Las compañías eléctricas comenzarán esta semana con el nuevo sistema de facturación y afectará, reflejando los datos de consumo de septiembre, a los usuarios acogidos al Precio Voluntario al Pequeño Consumidor (PVPC) con contador inteligente integrado.

Publicidad
Media: 2.17
Votos: 6
Comentarios:
Una tienda de electrodomésticos en Madrid. REUTES

Una tienda de electrodomésticos en Madrid. REUTES

MADRID.- Las compañías eléctricas comenzarán esta semana con el nuevo mecanismo de facturación por horas, después del periodo de apenas tres meses que el Ministerio de Industria ha dado para su puesta en marcha y afectará -reflejando los datos de consumo de septiembre- a los usuarios acogidos al Precio Voluntario al Pequeño Consumidor (PVPC) con contador inteligente integrado. Poco a poco se irá extendiendo al resto de consumidores a medida que se les instalen los equipos, un plan que deberá culminarse a finales de 2018.

Con este nuevo sistema, los usuarios pagarán la electricidad al precio que cotiza en el momento de consumirla, que cambia cada hora en función de diversos factores, como la demanda global o la meteorología (que influye en la producción renovable). Si hay viento, es probable que la energía eólica hunda los precios; al contrario, los días anticiclónicos suelen traer precios mayores.



Por ejemplo, poner una lavadora cuesta 18 céntimos si la operación se realiza a la hora más barata, esto es, de 4.00 a 5.00 de la madrugada, mientras que hacerlo a la hora más cara, las 21.00 horas, tiene un coste de 16 céntimos. Si pensamos en una secadora, su uso en el momento más caro cuesta 65 céntimos, frente a los 59 céntimos de la hora más barata.

En el caso de una bombilla de 60W, encendida durante toda la hora más cara de media anual, tiene un impacto en la factura menor a un céntimo, en concreto 0,97 céntimos. Si además se trata de una bombilla de bajo consumo de 11W el precio cae hasta los 0,17 céntimos.

Así, la electricidad será más barata cuando hay poco consumo -de madrugada y los festivos- o cuando se registra viento y lluvia. En cualquier caso, dado que la mayor parte del recibo corresponde a los costes fijos, el ahorro que se puede obtener al mover el consumo de unas horas a otras es relativamente pequeño. Una gestión activa de la demanda podría suponer un ahorro máximo de unos cinco euros mensuales, según algunas fuentes del sector eléctrico, o de un 5% ol 10% de la factura, de acuerdo a otras.

El precio de la luz se ha encarecido progresivamente desde 2001. EFE

El precio de la luz se ha encarecido progresivamente desde 2001. EFE

¿Cómo calcular el precio de la factura?

A partir de ahora y si tienes un contador 'inteligente' de luz, tu factura se calculará en función del consumo que realices cada hora y del precio que marque en ese momento el mercado mayorista de electricidad.

El precio para cada día estará disponible un día antes, a partir de las 20.15 horas, en la web de Red Eléctrica de España (REE) o en las que enlacen esta información. De esta forma, el cliente podrá anticiparse unas horas al consumo. No obstante, si hay viento, es probable que la energía eólica hunda los precios, al contrario que en los días anticiclónicos, donde los precios suelen ser mayores.

Ya hay varias 'apps' para tener esta información en el móvil. Iberdrola, que supera los 5 millones de contadores inteligentes, ha creado la web www.planesatumedida.es, en la que cualquier usuario puede descubrir cuál es el plan que mejor se adapta a sus necesidades.

En el caso de Endesa, que cuenta con más de 6 millones de contadores inteligentes, también se lanza a la estrategia comercial de ofertas basadas en el consumo horario. Por su parte, Gas Natural Fenosa, que cuenta con más de 1,7 millones de nuevos contadores instalados, en torno a un millón de sus clientes de PVPC comenzarán a recibir facturas basadas en su consumo horario real. La energética lanzará próximamente tarifas en el mercado liberalizado que se adapten a diferentes pautas de consumo, aunque ya cuenta con tarifas planas, de precio fijo anual y online.

¿Toda mi factura depende de la facturación por horas?

No. El sistema sirve para calcular el coste de la energía dentro del recibo, lo que tiene un peso cercano al 37% del total. Alrededor de otro 25% corresponde a impuestos, entre ellos el IVA, mientras que el 38% restante sirve para sufragar los costes regulados del sistema y se paga a través del término de potencia (un dinero fijo por cada kilovatio contratado) y de los peajes (en función del consumo).

¿Cuál es la fecha límite para la instalación de este sistema?

El día 1 de octubre es la fecha límite para que las comercializadoras y distribuidoras implanten el nuevo mecanismo. Los ficheros de intercambio de información entre las empresas y otros aspectos técnicos deberán aplicarse antes del 1 de enero del 2016.

¿Qué es un contador 'inteligente'?

Los contadores 'inteligentes' son los contadores digitales que, además, han sido programados para su telegestión por parte de la empresa distribuidora. Por lo general son las propias eléctricas las que se están encargando de instalarlos conforme a sus planes propios y a un calendario del Gobierno que obliga a sustituir todo el parque de contadores antes de 2018.

Para contar con la nueva facturación será necesario, además de estar adscrito a la tarifa regulada PVPC -actualmente hay unos quince millones de consumidores acogidos-, disponer de uno de estos contadores electrónicos. 

Nuevo contador de la luz digital. E.P.

Nuevo contador de la luz digital. E.P.

Sin embargo, estas grandes compañías eléctricas ganan más de 37 millones de euros anuales con los contadores digitales, al aplicar una tarifa por el alquiler de los mismos. Facua advierte de que las eléctricas facturarían estos millones porque cada usuario paga al año 3,92 euros de más (0,3267 euros al mes) por el alquiler de contadores 'inteligentes'.

¿Qué hago si no tengo un contador 'inteligente'?

Según los últimos datos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), referidos a finales de 2014, el 43 % de los clientes domésticos con una potencia contratada inferior a los 15 kilovatios (kW) contaba con contador inteligente y sólo el 36% de los equipos están integrados, es decir, que permiten este tipo de facturación.

Mientras tanto, a los clientes acogidos al PVPC pero que no tengan este tipo de contadores, se les aplicará un precio calculado a través de las medias de todos los usuarios. Las eléctricas cuentan hasta finales de 2018 para sustituir el 100% del parque de contadores y que pasen a ser inteligentes.

Los consumidores no acogidos al PVPC, es decir, con contratos en el mercado libre, no se verán afectados por este cambio normativo. Estos clientes del mercado libre podrán solicitar, si lo desean, su acceso al PVPC con cualquier comercializadora de referencia, siempre que su potencia contratada sea inferior a 10 kilovatios (kW).

¿Qué tarifa es más adecuada para mí?

Ante las dudas de los consumidores ante esta complicada facturación horaria, llamada a provocar más de un dolor de cabeza, la web de la CNMC ofrece este comparador para conocer -en función del consumo- cuál es la mejor opción. 

¿Hay alternativas a esta nueva facturación?

El PVPC también ofrece otras alternativas de contratación a los consumidores, entre ellas un precio fijo del kilovatio hora para un año entero o un acuerdo bilateral con la compañía conforme a las condiciones pactadas. En el primer caso, el precio es más elevado porque las empresas deben cubrirse ante las oscilaciones en el mercado.

¿Quién hará la factura del contador?

De eso se encargará la distribuidora, no la comercializadora. Eso sí, el recibo lo pasará la comercializadora. Por este motivo, ambas empresas deben alcanzar cierto grado de coordinación. Cada dos meses, que es cuando terminan los ciclos de lectura, las distribuidoras harán dos envíos a las comercializadoras, uno con el consumo del cliente y otro con la carga horaria de ese cliente durante el periodo de facturación.