Publicado: 24.11.2015 15:28 |Actualizado: 24.11.2015 15:28

Las comercializadoras eléctricas han subido un 30% sus márgenes con el nuevo sistema del recibo de la luz

La CNMC señala que la antigua tarifa de último recurso (TUR) actuaba de freno para las empresas y dice que analizar bien las ofertas puede ahorrar hasta 200 euros anuales.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:
El recibo de la luz para un consumidor medio se ha encarecido un 83% desde 2003, según la CNMC. E.P.

El recibo de la luz para un consumidor medio se ha encarecido un 83% desde 2003, según la CNMC. E.P.

MADRID.- Los márgenes brutos aplicados por las comercializadoras de electricidad para el consumidor doméstico se incrementaron hasta un 30% con la desaparición de la tarifa de último recurso (TUR) y su sustitución por el precio voluntario para el pequeño consumidor (PVPC), según datos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

Según el informe de supervisión del mercado minorista de electricidad correspondiente al año 2014 de la CNMC, estos márgenes brutos (incluido coste comercial) se situarían, en promedio, entre los 12 y 18 euros por megavatio hora (MWh) en el año 2014, frente a los 9-14 euros por MWh del año anterior.

El superregulador indica que, hasta abril de 2014, cuando se cambió al actual sistema de PVPC, en el segmento de consumidor doméstico la existencia de la tarifa regulada actuaba "como techo de las ofertas de las comercializadoras, que han seguido, con carácter general, la evolución del precio regulado", mientras que con la nueva metodología esta referencia desaparece.



Así, Competencia constata la importancia de que el consumidor analice "en profundidad" las ofertas disponibles en el mercado antes de cambiarse de suministrador, ya que la contratación de uno u otro producto puede suponer un ahorro para el consumidor doméstico de unos 200 euros anuales.

El margen bruto (incluido coste comercial) se situa entre los 12 y 18 euros por megavatio hora (MWh), frente a los 9-14 euros por MWh del año anterior

En este sentido, subraya que se aprecia que gran parte de los cambios de suministrador registrados se han realizado con empresas que presentan los precios más elevados, "lo que demuestra que el consumidor doméstico no conoce bien las opciones disponibles o no le resulta fácil valorarlas correctamente".

En el caso del consumidor doméstico sin derecho a PVPC, donde se registran mayores márgenes, también se incrementaron de los 16-22 euros por MWh en 2013 a 19-25 euros por MWh en 2014. También en el segmento de las pymes los márgenes se incrementaron de forma significativa, con carácter general, pasando en 2013 de 9-15 euros MWh a márgenes en 2014 de 10-17 euros MWh.

Recientemente, el Tribunal Supremo estimó parcialmente los recursos presentados por Iberdrola y Gas Natural Fenosa contra el real decreto por el que se regulaba el nuevo sistema de PVPC, obligando al Gobierno a "regular con precisión la metodología de cálculo del margen de comercialización" eléctrico.

La CNMC asegura que el recibo eléctrico medio subió casi un 5% hasta septiembre

Además, la  CNMC que el coste del recibo eléctrico para un consumidor medio en los nueve primeros meses de 2015 se situó en 0,241 euros el kilovatio hora (kWh), lo que supone un encarecimiento del 4,84% con respecto a los 0,23 euros el kWh del pasado año, según una entrada publicada hoy en su blog, la Comisión también revela que el recibo eléctrico se ha encarecido en un 83,2% desde 2003, al pasar de 0,131 euros el kWh a los 0,241 euros el kWh actuales, impuestos incluidos.

Estos precios se corresponden con un consumidor medio con una potencia contratada de 3,98 kilovatios (kW) con un consumo de 210 kWh al mes y acogido a la tarifa regulada -es decir, el precio voluntario al pequeño consumidor (PVPC) o su predecesor la tarifa de último recurso (TUR).

Solo en los últimos cuatro años (de 2011 a 2015) el recibo eléctrico se ha encarecido un 10,23%. Así, según los cálculos de la CNMC, subió un 7,47% en 2012, bajó en 2013 (un 1,96%) y 2014 (un 0,21%) para volver a repuntar este año.

En estos cuatro años se ha reducido la parte del recibo que se corresponde con la energía, que baja del 40% al 35%, mientras que aumenta la parte regulada (los llamados peajes) impulsada por el coste de amortización del déficit de tarifa, que pasa del 6,44% al 14,84%, mientras que se ha registrado una disminución del peso relativo a las subvenciones al régimen especial (eólica, solar, cogeneración...), pasando del 41,54% al 38,59%.

Además, también se redujeron otras partidas como el coste de distribución (del 32,42% en 2011 al 28,88% en 2015), las compensaciones a los sistemas no penínsulares (del 6,75% al 5,05%) y la interrumpibilidad del mercado (del 2,96% al 0,05%).