Público
Público

Comercio electrónico Hacienda avisa que se debe tributar por las ventas online entre particulares

La Dirección General de Tributos establece que las compraventas en  en plataformas como eBay, Wallapop, Milanuncios o Amazon serán gravados con el  4% del ITP, y deben pagar IRPF, si hay ganancias por la operación.

Publicidad
Media: 1.50
Votos: 2
Comentarios:

La aplicación deeBay para un smartphone. REUTERS/Thomas White

Las ventas entre particulares de productos de segunda mano a través de las nuevas plataformas online, como eBay, Wallapop, Milanuncios, Vibbo o Amazon, entre otras, deben cumplir las mismas normas tributarias que el comercio tradicional, y, por lo tanto, deben pagar impuestos, según ha subrayado este  el jueves el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro.

"No hay ninguna novedad tributaria, no es que cambie el impuesto, estamos clarificando que el comercio online también se sujeta a las mismas normas tributarias que los demás", dijo a periodistas, preguntado sobre lo publicado por Expansión.

El diario económico publica este jueves que la Dirección General de Tributos ha establecido en una consulta vinculante que este tipo de compraventas de productos usados estaán sujetas al Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales (ITP), en su modalidad de Transmisiones Patrimoniales Onerosas (TPO), y deben tributar al 4%. Dado que el ITP está en manos de las comunidades autónomas, el diario indicó que la Agencia Tributaria Estatal se concentra en que las ventas que generaran beneficios se declarasen en el IRPF como ganancia patrimonial, algo poco habitual en las transacciones de bienes de segunda mano pero sí más usual en la venta de objetos de arte o coleccionismo.

La consulta de Tributos responde a un contribuyente que quería saber si la venta en estas plataformas online estaba sujeta a IVA o a algún impuesto. De esta forma, estas transacciones digitales reciben un gravamen análogo al que hasta ahora se impone a las ventas "físicas" de bienes usados, con la diferencia de que éstas resultan difíciles de localizar para el Fisco, pero las ventas online, que crecen exponencialmente, sí quedan registradas. La Agencia Tributaria (AEAT), además, pide las bases de datos a las plataformas de comercio online para investigar transacciones.

El ministro de Haciendaa, Cristóbal Montoro, durante las jornadas tributarias de Reaf-Regaf. EFE/Juan Carlos Hidalgo

"El comercio online no puede ser diferente de lo que han sido las transacciones comerciales normales", ha insistido Montoro a los medios tras intervenir en la inauguración de las jornadas tributarias Reaf-Regaf, porque "las transacciones comerciales se gravan en España". "Una cosa es que se haga la transmisión, y eso tiene un gravamen y otra cosa es que la persona que hace la transmisión pueda tener una ganancia o una pérdida respecto al valor anterior", ha explicado el el ministro.

"No hay ninguna novedad", ha señalado el ministro, para añadir que se trata solo de "interpretar la legislación vigente, que siempre ha previsto esta opción".

En el Plan de Control Tributario de este año, la Agencia Tributaria ya advirtió de que la economía digital es a partir de ahora otra de las prioridades de Hacienda, y especialmente los nuevos medios de pago en las operaciones por internet, como criptomonedas, plataformas medidoras de pago o pagos desde dispositivos móviles, ya que pueden facilitar la opacidad de las operaciones.

También se controlan los beneficios obtenidos por los agentes económicos que utilizan internet como medio para publicitar bienes y servicios, dado que los principales afiliadores de publicidad son grandes empresas transnacionales con sede fuera de España. Además, se presta especial atención al control de las operaciones de importación asociadas a transacciones de comercio electrónico.

Reforma del IRPF

De otro lado, en su intervención de las jornadas fiscales Reaf-Regaf, Montoro ha planteado que la rebaja del IRPF, prevista para 2018 y pactada con Ciudadanos, incluirá a contribuyentes "con cierta edad" como un reconocimiento a modo de "prima fiscal", además de la introducción de deducciones en la cuota para familias con personas con discapacidad.

Montoro ha mostrado su intención de "seguir bajando el IRPF" en el Presupuesto de 2018

La rebaja pactada, que contempla una bajada del impuesto para los salarios brutos inferiores a 18.000 euros anuales y otras bonificaciones y deducciones de cuota para determinados colectivos siempre que el Gobierno consiga aprobar los Presupuestos de 2018, fue pactada por el Ejecutivo con la formación de Albert Rivera el pasado mes de julio.

El ministro ha asegurado que se seguirá bajando el IRPF cuando se aprueben los Presupuestos Generales de 2018 para las rentas medidas bajas, centrando la bajada en ese "muy numeroso" segmento de contribuyentes, lo que estimulará el crecimiento "haciéndolo más inclusivo".

Durante la inauguración de las Jornadas Tributarias de Reaf-Regaf, Montoro ha destacado que la bajada del IRPF aprobada en 2015 alcanzó los 9.000 millones, frente a los 3.000 millones que se bajó en 2003.