Público
Público

Transporte de mercancías Competencia multa a Renfe con 65 millones, la mayor sanción impuesta a una empresa

La operadora ferroviaria española considera "desproporcionada e inútil" la sanción CNMC y recurrirá ante la Audiencia Nacional. También han sido multada la alemana Deutsche Bahn y sus filiales

Publicidad
Media: 4
Votos: 2
Comentarios:

Vagones de Renfe para el transporte de mercancías.

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha impuesto a Renfe una multa de 65 millones de euros por poner trabas a sus competidores en tráfico de mercancías en tren, una "infracción" con la que "obstaculizó" el proceso de liberalización de este mercado que España inició en 2005 y provocó el consiguiente encarecimiento de los productos que se transportan por ferrocarril.

Se trata de la mayor multa que superregulador ha puesto a una sola empresa, y también la primera que dicta por obstaculizar la liberalización de un mercado.

En su resolución, la CNMC pone además una sanción de 10,5 millones de euros a Deutsche Bahn y a un grupo de empresas filiales de esta operadora pública alemana (Transfesa Rail, Pool Ibérico Ferroviario, Hispanauto, Semat, Deutsche Bahn Ibérica Holding, DB Mobility Logistics y DB Schenker Rail Deutschland) por ser partícipe de esta obstrucción a la competencia en España alcanzando distintos acuerdos con Renfe.

El organismo que preside José María Marín Quemada considera "acreditado" que Renfe, con la colaboración de estas empresas, ha cometido infracciones "continuadas" de la Ley de Defensa de la Competencia española y del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea.

La CNMV sanciona a Renfe y a Deutsche Bahn, que copan el 80% del mercado, por  poner trabas a sus competidores en transporte de mercancías en tren

La CNMC dijo que las dos compañías, que realizan más del 80% del transporte ferroviario de mercancías en España, adoptaron una serie de acuerdos para restringir la competencia en España. Las autoridades de competencia añadieron que Renfe abusó también de su posición de dominio para discriminar comercialmente a otras compañías ferroviarias; particularmente a los miembros de la Asociación de Empresas Ferroviarias Privadas (AEFP).

Las supuestas prácticas objeto de la sanción, según explica la compañía, se remontan al año 2008 y dieron origen a la apertura de un expediente en marzo de 2014.

Renfe ha considerado "desproporcionada, injusta e inútil" la sanción impuesta por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) y ha anunciado que recurrirá la multa ante la Audiencoia Nacional.
La operadora ferroviaria española asegura que prácticas denunciadas ya han sido corregidas voluntariamente. El nuevo equipo de Renfe ha diseñado una estrategia de gestión en la sociedad Renfe Mercancías (filial que factura 215 millones de eurosa implantar en el período 2017-2019 para seguir operando en un mercado liberalizado.

Deutsche Bahn dijo que rechaza las acusaciones de la CNMC y añadió que considera recurrir la sanción.