Publicado: 27.11.2015 20:27 |Actualizado: 27.11.2015 20:27

La compra de deuda por el BCE toma vacaciones por Navidad

El BCE maneja una veintena de posibles medidas para ampliar sus estímulos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
El presidente del BCE, Mario Draghi, durante el Congreso de la Banca Europea, en Fráncfort. REUTERS

El presidente del BCE, Mario Draghi, durante el Congreso de la Banca Europea, en Fráncfort. REUTERS

FRÁNCFORT.- El Banco Central Europeo (BCE) ha anunciado que interrumpirá "temporalmente" su programa de compra de activos entre el próximo 22 de diciembre y el 1 de enero de 2016 en previsión de la menor liquidez en los mercados durante este periodo por las fiestas navideñas. Por ello,  adelantará en cierta medida sus compras en los días anteriores a este paréntesis.

"El Eurosistema interrumpirá temporalmente las compras de activos públicos y privados entre el 22 de diciembre de 2015 y el 1 de enero de 2016, inclusive, en previsión de la menor liquidez del mercado durante este periodo y con vistas a reducir las posibles distorsiones del mercado", anunció el banco central. De este modo, el BCE prevé reanudar sus compras a partir del próximo 4 de enero de 2016.



Asimismo, la entidad informó de que "adelantará en cierta medida sus compras entre el 27 de noviembre y el 21 de diciembre para aprovechar las relativamente mejores condiciones de mercado esperadas para el principio del mes".

El Consejo de Gobierno del BCE se reunirá el próximo 3 de diciembre, fecha en la que el presidente de la entidad, Mario Draghi, anunció que tiene previsto revisar el alcance y efectividad de las medidas adoptadas por el BCE y la necesidad de reforzarlas.

La entidad valora aplicar dos niveles de intereses a las entidades que depositen su dinero en la entidad

Para ese día, la entidad que preside el italiano Mario Draghi estudia una veintena de posibles opciones para ampliar el alcance de sus estímulos, incluyendo comprar deuda regional y local, así como imponer dos niveles de costes para las entidades que hagan uso de la facilidad de depósitos de la institución e incluso adquirir préstamos de los bancos, aunque esta opción sería altamente improbable por el momento, según funcionarios de la entidad que cita la agencia Reuters.

"De una serie de 20 posibles medidas, Draghi debe buscar un compromiso que logre el beneplácito de los responsables de los 19 bancos centrales de la eurozona, desde la poderosa Alemania a la más pobre Grecia", apunta un funcionario del BCE. "Están tratando de figurarse qué habrá en el paquete. Hay mucha gente con opiniones diferentes", indicó un funcionario con conocimiento de las conversaciones. "Unos opinan que debería sorprender a los mercados, pero no puedes sorprender indefinidamente. Antes o después estás condenado a decepcionar", añadió.

Entre las opciones a disposición del BCE, el propio Draghi indicó que la entidad no descarta rebajar aún más la tasa de depósito, actualmente fijada en el -0,20%, lo que supone que el banco central cobra a las entidades que depositan su dinero a diario en la hucha del BCE. A este respecto, uno de los funcionarios consultado indicó que podría imponerse un doble nivel de coste, por el que "a partir de cierto punto en adelante sólo se pudiera aparcar liquidez a una tasa mayor", aunque subrayó que "se está discutiendo si hacerlo y el cómo dar forma a una bajada del tipo de depósito en diciembre".

Otra posibilidad planteada sería la de adquirir préstamos de los bancos con riesgo de impago, señala la agencia, que señala la posibilidad de que estos préstamos pudieran agruparse con otros más solventes antes de su venta.

"Se podrían comprar préstamos en riesgo de mora reempaquetados con préstamos buenos", indicó una fuente consultada, que admitió, sin embargo, que "si llegamos a eso, entonces es que las cosas están muy mal".

De todos modos, cualquier medida en este sentido chocaría con Alemania y resulta improbable por ahora. De hecho, la representante germana en el directorio del BCE, Sabine Lautenschlaeger, ya se ha mostrado públicamente en contra de ampliar el programa de compras del BCE.

Etiquetas