Publicado: 23.09.2015 18:44 |Actualizado: 24.09.2015 00:45

El director y una periodista de El País, imputados por un delito de injurias, calumnias y uso de documento falso

Antonio Caño intenta eludir su responsabilidad como director del medio y pide que sólo se impute a su redactora Rosario García Gómez en la querella interpuesta por Jaume Roures y Mediapro contra el diario de Prisa y admitida a trámite por un juzgado de Madrid

Publicidad
Media: 3.71
Votos: 14
Comentarios:
El director y una periodista de El País, imputados por un delito de injurias, calumnias y uso de documento falso

Antonio Caño intenta eludir su responsabilidad como director del medio y pide que sólo se impute a su redactora Rosario García Gómez. /YOUTUBE

MADRID.- El Juez de Instrucción nº 29 de Madrid ha citado a declarar en calidad de imputados para el próximo 10 de noviembre a Antonio Caño, director de El País, y a la periodista Rosario García Gómez, como consecuencia de la querella presentada por Mediapro por las informaciones publicadas por este periódico que vinculaban a Jaume Roures con supuestas cuentas bancarias en paraísos fiscales.

El juez admitió a trámite la querella el pasado agosto, al constatar que los hechos denunciados pudieran ser constitutivos de los delitos de injurias, calumnias y uso de documento falso para perjudicar a Jaume Roures.



El director de El País, Antonio Caño, ha remitido al juzgado un recurso en el que pide ser excluido de la querella “al no ser el autor de la información” que publicó su periódico, según fuentes conocedoras del recurso presentado por su defensa.

Caño pasa la pelota a su redactora Rosario García Gómez, para lo cual se ampara en la “responsabilidad en cascada o escalonada” que regula el artículo 30.2 del Código Penal.

Las mismas fuentes indican que el director de El País señala que las personas querelladas tienen que ser quienes realmente redactaron el texto; esto es, la autora del artículo y no él aunque sea su director.

Por su parte, Mediapro ha presentado un recurso en el que se opone a las pretensiones de  Antonio Caño, al considerar que el director de El País es coautor del delito de calumnias porque es el responsable de controlar el contenido de sus publicaciones, y quien decide qué noticias se publican en su diario.

El recurso de Mediapro destaca, según las mismas fuentes, que la noticia calumniosa apareció en la portada del periódico El País y, en su interior, el artículo tenía una considerable extensión.  Además, la portada de un diario es también responsabilidad de su director, tanto de las noticias que se incluyen en ella como de las que se excluyen.

Ni aportó documentos ni rectificó


Mediapro resalta en su recurso que las noticias calumniosas fueron publicadas por El País  en un contexto de supuestos intereses espurios, no en vano el Grupo Prisa, al que pertenece dicho diario, es competencia directa del Grupo Mediapro en la pugna por los derechos televisivos para la retransmisión de los partidos de la Liga de Fútbol Profesional, como así se relaciona en el propio artículo del periódico.

El recurso recuerda que en esas fechas estaba pendiente de resolverse una demanda que afectaba a ambos grupos empresariales, por las discrepancias surgidas en torno al acuerdo de 2006 respecto a la retransmisión de los partidos de fútbol, de ahí que entienda que existió un ánimo de dañar la imagen de la empresa y de sus representantes legales.

Es más, dos días después de la publicación del primer artículo, el 16 de diciembre de 2014, Roures convocó una rueda de prensa y emplazó al director de El País a que publicara los documentos en los que se basaba su información o se retractara públicamente. Sin embargo, Antonio Caño ni publicó los documentos ni se retractó.

El director de El País elude su responsabilidad y descarga toda la culpa en la redactora autora de la información

Los hechos se remontan al 14 de diciembre con la publicación por El País, en portada y en páginas interiores, de una información titulada Roures posee 250 millones en 150 cuentas, un tercio en paraísos fiscales.

Pese a las repetidas peticiones por parte de Mediapro para que El País hiciera públicos los documentos que avalaban la información o, en caso contrario, se retractara públicamente, hasta este momento el periódico no ha aportado ninguna documentación que autentifique los datos publicados.

En el juicio por la demanda de rectificación, celebrado en Barcelona el pasado 27 de febrero, Ediciones El País únicamente aportó un supuesto informe sobre la situación financiera de Jaume Roures que, además de su burda elaboración, está plagado de errores.

El juez ha admitido también la prueba documental solicitada por Mediapro por la que se requiere a la Delegación de Hacienda de Catalunya para que remita la documentación que El País le envió ante sus requerimientos, así como las respuestas facilitadas por dicha entidad.

Paralelamente, Mediapro ha presentado recurso contra la desestimación, en primera instancia, de su demanda de rectificación.

La declaración como imputados del director de El País y de Rosario García Gómez está prevista para el próximo 10 de noviembre.