Publicado: 28.11.2015 13:23 |Actualizado: 28.11.2015 13:23

Fallece José María Mendiluce, militante antifranquista, mediador humanitario y eurodiputado

Militó en la oposición franquista, fue mediador humanitario en conflictos internacionales y eurodiputado independiente por la lista del PSOE, además de escritor y economista.

Publicidad
Media: 4.40
Votos: 5
Comentarios:
Fallece José María Mendiluce, militante antifranquista, mediador humanitario y eurodiputado

Fallece José María Mendiluce, militante antifranquista, mediador humanitario y eurodiputado

MADRID.- Jose María Mendiluce, que fue elegido eurodiputado por el PSOE en 1994 y 1999, ha fallecido hoy en Barcelona a la edad de 64 años a causa de una enfermedad degenerativa ósea, según ha informado hoy El Periódico del que había sido colaborador.

Mendiluce, que también fue escritor y articulista, se incorporó en 1980 al Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) y trabajó en países como Namibia o Angola. También trabajó en los Balcanes, desde donde denunció los crímenes durante la guerra de desintegración de la antigua Yugoslavia.

En 1994 y 1999 fue elegido eurodiputado por el PSOE y en el 2003 fue el candidato de Los Verdes a la Alcaldía de Madrid, pero no dejó el Grupo Parlamentario Socialista en el Parlamento Europeo.



Nacido en Madrid el 14 de abril de 1951, estudió Ciencias Económicas y Políticas en la Universidad Complutense de Madrid (1968-73). Su compromiso antifranquista le llevó a militar desde muy joven en el movimiento estudiantil, en la Liga Comunista Revolucionaria (LCR), del que fue uno de sus líderes, desde posiciones radicales, por lo que fue detenido en varias ocasiones.

Miembro del Alto Comisariado de la ONU para los Refugiados (ACNUR), intervino como mediador humanitario en conflictos como los de Angola, Iberoamérica, el Kurdistán turco, o la antigua Yugoslavia. En este último conflicto destacó como mediador humanitario, al conseguir abrir un puente aéreo en Sarajevo desde el que pudo llegar la ayuda humanitaria. Su trabajo en la antigua Yugoslavia fue reconocido, el 16 de octubre de 1995, con el premio Carmen García Bloise en su primera edición.

En Agosto de 1993 fue trasladado a Bruselas, al ser nombrado Representante Regional de ACNUR para los países del Benelux y las Instituciones Europeas, puesto que abandonó para presentarse como independiente en las listas de la coalición PSOE-Progresistas, en el número 8, a las elecciones al Parlamento Europeo en junio de 1994. Consiguió el acta de eurodiputado y fue elegido vicepresidente primero de la Comisión de Asuntos Exteriores, Seguridad y Defensa, para la legislatura europea 1994-1999.

Militó en la oposición franquista, fue mediador humanitario en conflictos internacionales y eurodiputado independiente por la lista del PSOE, además de escritor y economista

Fue nuevamente candidato independiente dentro de la lista PSOE-Progresistas en las siguientes europeas, de junio de 1999, y reelegido eurodiputado. Meses después, el 15 de diciembre de 1999, fue nombrado presidente de Greenpeace Internacional, presidencia que tuvo que abandonar el 31 de enero de 2000, al ser incompatible con un cargo político.

Durante el tiempo que permaneció como eurodiputado fue miembro de la Comisión de Cultura, Juventud, Educación, Medios de Comunicación y Deporte; suplente de la Comisión de Asuntos Exteriores, Derechos Humanos, Seguridad Común y Política de Defensa; miembro en la Asamblea Parlamentaria Paritaria del Convenio concertado entre los Estados de África, del Caribe y del Pacífico y la UE (ACP-UE); y suplente en la Comisión Parlamentaria Mixta, UE-República Checa.

En junio de 2001 fue elegido portavoz de la Federación de Los Verdes-Izquierda Verde. La formación constituida un mes antes en Madrid e integrada por organizaciones y partidos procedentes de la izquierda, el ecologismo y los movimientos sociales. Mendiluce encabezó la candidatura a la alcaldía de Madrid por la Federación Los Verdes-Izquierda Verde para las elecciones municipales de mayo de 2003, aunque el intento acabó en fracaso al no conseguir la formación ningún representante municipal.

Fue uno de los primeros políticos españoles en reconocer públicamente su homosexualidad en una entrevista aparecida el 2 de enero de 2003 en la revista Zero, destinada al público gay. En cuanto a su faceta como escritor publicó "El amor armado" (1996), "Con rabia y esperanza"(1997), "Tiempo de rebeldes"(1998), "Pura vida", que fue finalista del Premio Planeta en 1998, "Luanda, 1936" (2001) y "La sonrisa de Ariadna (2005).