Publicado: 18.11.2016 15:57 |Actualizado: 18.11.2016 18:58

El consorcio del AVE a la Meca logra un "principio de acuerdo" con Arabia para acabar la obra en marzo de 2018

Riad, además, acepta pagar unos 140 millones de euros en concepto de sobrecostes.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Vista de las obras del proyecto del tren AVE, en las proximidad que unirá La Meca con la ciudad de Medina. EFE

Vista de las obras del proyecto del tren AVE, en las proximidad que unirá La Meca con la ciudad de Medina. EFE

MADRID.- El Ministerio de Fomento ha adelantado este viernes que el consorcio español que construye el AVE a la Meca y las autoridades de Arabia Saudí han alcanzando un principio de acuerdo para terminar el proyecto del tren de alta velocidad. En una nota de prensa, Fomento queñala que este acuerdo resuelve las "diferencias" surgidas entre ambas partes y "despeja el camino" para concluir la obra.

Aunque el Ministerio no dio más detalles sobre los términos de dicho acuerdo, fuentes del sector que cita la agencia Europa Press apuntan que el consorcio del AVE ha logrado un plazo adicional de catorce meses para acabar el trabajo. 



De esta forma, las empresas españolas deberán concluir y entregar el AVE del Desierto en marzo de 2018 en vez de a principios de 2017 tal como estaba previsto inicialmente. Por su parte, el grupo español se compromete a comenzar a explotar de forma adelantada y puntual (para servicios charter o viajes concretos) el grueso de la línea a partir del 31 de diciembre de 2017. Ello no incluye una de las cinco estaciones y el ramal que conecta al aeropuerto, dado que aún no estarán listos.

Además, en virtud del acuerdo, el consorcio español ha logrado asimismo que Arabia reconozca y pague un importe de unos 140 millones de euros en concepto de sobrecostes.

En virtud del pacto, pendiente de ratificación por las autoridades árabes correspondientes, las empresas eluden cualquier riesgo de sanción por retraso. Para ello, se modificará el contrato original para registrar la nueva fecha de entrega. De esta forma, Arabia reconoce que el retraso deriva de la demora acumulada en la primera fase del proyecto, la construcción de la plataforma, de la que se ocupan un grupo de empresas chinas y árabes.

Un año de negociación

El acuerdo, que cierra un un año de negociación, se ha logrado en las reuniones que una delegación del consorcio ha mantenido durante toda esta semana, desde el pasado sábado hasta ayer jueves, con el Gobierno árabe en Riad. Las reuniones en Arabia han tenido lugar a pesar de que el rey Felipe VI tuvo que suspender la visita oficial que tenía previsto realizar al país el pasado fin de semana por el fallecimiento de un familiar el monarca árabe.

El acuerdo se sustenta también sobre los avances logrados en la reunión celebrada en Madrid el pasado octubre con la visita a España Rumaih Mohammed Al-Rumaih, el presidente de la Saudí Railways Organization (SRO), el organismo árabe promotor del denominado AVE del Desierto. Ahí, este alto representante del Gobierno árabe transmitió la disposición de su país a dar un año y medio más de plazo (entre 17 y 19 meses más) al grupo español.

Ejecutado un 65% de la obra

El consorcio, llamado Al Shula, compuesto por 12 empresas españolas y dos de Arabia Saudí, se adjudicó a finales de 2011 la Fase 2 del Ave de la Meca (un contrato de 6.736 millones, el más elevado obtenido en el extranjero por las empersas españolas), cuyo calendario inicial contemplaba que los trenes iban a rodar a principios de 2017. Debido a una serie de problemas surgidos durante la ejecución de las obras, el conglomerado de compañías (entre ellas las empresas públicas Renfe y Adif) planteó una prórroga para la fecha de la puesta en marcha de la línea ferroviaria de alta velocidad, que está ya ejecutado en un 65%.

En la actualidad, se ha completado ya la colocación de vías en tres de los seis tramos de la línea, de 450 kilómetros de longitud, y tiene muy adelantado el trabajo en otros dos. El tramo restante se acaba de recibir del grupo chino.

El consorcio que ejecuta este 'macrocontrato' está compuesto por las empresas públicas dependientes de Fomento Ineco, Renfe y Adif, y las privadas OHL, Cobra (ACS), Indra, Consultrans, Copasa, Dimetronic, Imathia, Inabensa y Talgo(esta última encargada de suministrar los trenes), junto con las  saudñies Al Shoula y Al Rosan.