Publicado: 30.07.2015 12:40 |Actualizado: 30.07.2015 12:40

La OCU alerta de que la ley antitabaco no se cumple en terrazas y hospitales

El estudio señala a Madrid y Bilbao como las ciudades que más incumplen la ley. La investigación se ha elaborado en más de 400 instalaciones entre las que se encuentran cafeterías, centros comerciales o facultades universitarias.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
EFE.

EFE.

MADRID.- La organización de consumidores y usuarios (OCU) ha denunciado que en las terrazas de los bares y los alrededores de institutos y hospitales no se respeta la ley antitabaco y apunta como principales causas a la falta de señalización y a la permisividad.

En un comunicado, la OCU revela que en los espacios interiores la mayoría de los ciudadanos respetan y apoyan la normativa, mientras que en las zonas exteriores se incumple, especialmente en terrazas, "con la consiguiente molestia para el resto de los ciudadanos".



El estudio concluye que esta infracción se debe a la falta de señalización que anuncia la prohibición de fumar o de venta de tabaco, así como la permisividad en los lugares abiertos "a pesar de estar prohibido" y señala el incumplimiento "masivo" en las terrazas de los bares.

A pesar de que la norma establece la prohibición de fumar en terrazas si están cubiertas por arriba y con más de dos paredes, el 87 % de las terrazas visitadas por la organización, no respetaba la prohibición de fumar.

Según este estudio, el 89 % de los accesos y recintos al aire libre de hospitales no acata la ley, así como el 60 % de los centros de enseñanza, y señala a Madrid y Bilbao como las ciudades que más incumplen la ley.

La OCU informará de estos resultados al Ministerio de Sanidad para promover más inspecciones que terminen con los incumplimientos detectados en recintos educativos y hospitalarios e insta a tomar medidas para la prevención y el control del tabaquismo.

La investigación se ha elaborado en más de 400 instalaciones entre las que se encuentran cafeterías, centros comerciales, estaciones de trenes y autobuses, hospitales, facultades universitarias y centros de enseñanza secundaria de 12 ciudades españolas.

Esta organización pide seguir trabajando para prevenir un hábito que en España acaba con la vida de 55.000 personas al año.