Público
Público

Ryanair es la aerolínea que comete más abusos, según una encuesta de Facua

El 93% por ciento de los usuarios creen que Fomento no garantiza sus derechos. Sólo el 15% de afectados por cancelaciones o retrasos obtienen una respuesta satisfactoria

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El 71% de los pasajeros consultados por la asociación de consumidores Facua ha considerado que Ryanair es la aerolínea que más abusos comete, seguida a gran distancia por Iberia, a la que critica el 10% de las personas preguntadas.

Así, siete de cada diez encuestados han señalado a la compañía aérea irlandesa como la que más abusos comete contra sus clientes en el estudio realizado entre 1.089 pasajeros en la campaña #Aeroderechos de Facua, con la que desde hace tres años quiere alertar a los pasajeros sobre las irregularidades que se producen en el sector.

El 93 % de los pasajeros considera que el Ministerio de Fomento no garantiza la protección de sus derechos al entender que sus controles sobre las irregularidades de las compañías aéreas son insuficientes (57 %) o hay una ausencia absoluta de estos (36 %).

La pasividad de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) ante la impunidad con la que cometen todo tipo de fraudes las compañías viene siendo denunciada por Facua desde hace años, según la nota, en la que se resalta que tampoco las comunidades autónomas 'hacen valer en este sector sus competencias de protección de los consumidores'.

Facua ha alertado de las ofertas engañosas que ofrecen algunas compañías al contratar un vuelo por internet, opinión respaldada por el 78% de los pasajeros encuestados (tres puntos más que en 2011).

En cuanto a la calidad, el 70% de los usuarios preguntados ha comentado que ha empeorado, ocho puntos más que en la encuesta anterior y dieciséis más que en la de 2010; tan solo el 5% cree que ha mejorado (tres puntos menos).

Facua ha comprobado que más del 70% de los usuarios del avión desconocen sus derechos en caso de pérdida, deterioro o retraso del equipaje, y en caso de retraso, cancelación de vuelo o denegación de embarque y las compensaciones que deben abonarles las compañías.

De los pasajeros que han reclamado ante una cancelación o gran retraso, solo el 15% recibió una respuesta satisfactoria por parte de la compañía aérea, según la fuente.