Publicado: 27.10.2016 09:02 |Actualizado: 27.10.2016 10:08

Los contratos temporales del verano hacen caer la tasa de paro por debajo del 20% por primera vez en seis años

La EPA certifica que la tasa está en el 18,91% al término del tercer trimestre de 2016, pero aún hay 4.320.800 personas sin trabajo. La creación de empleo, aún precario y de mala calidad, se desacelera.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
paro

paro

Madrid.— Seis años exactos. Ese es el tiempo que la tasa de paro ha estado por encima de la psicológica cota del 20%. Es fácil decirlo, pero el dato es demoledor: desde finales de 2010, día tras día, España ha tenido que soportar la dolorosa realidad de tener a una de cada cinco personas en edad de trabajar en el paro. Ahora la tasa está en el el 18,91%, según los últimos datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) conocidos este jueves. La cifra sigue siendo mala: aún hay más de cuatro millones de personas sin empleo en España, en concreto, 4.320.800.

No hay, pues, motivo para la celebración: se ha bajado del 20% de paro, sí, pero gracias al empleo precario y a los contratos temporales de verano (ha sido una temporada récord para el turismo). En cualquier caso, entre final de junio y final de septiembre el paro bajó en 253.900 personas.



Con esta caída la tasa de paro baja al 18,91%, 1,09 puntos menos e inferior al 20% por primera vez desde el tercer trimestre de 2010, con lo que se coloca en cifras similares a las registradas en el cuarto trimestre de 2009, cuando la tasa de paro se situó en el 18,66%.

El recorte del desempleo es inferior al logrado en el tercer trimestre de 2015 (bajó entonces en 298.200 parados), aunque supera los descensos de 2014 y 2013, cuando el paro bajó en 195.200 y 103.900, respectivamente.

La EPA refleja también otro mal dato que se repite trimestre tras trimestre: el descenso de la población activa, esto es, la expulsión de miles de personas del mercado laboral. Este último trimestre la población activa bajó en 27.300 personas entre julio y septiembre (-0,13%), hasta los 22,84 millones de activos.

Pero el Gobierno podrá presumir de que el paro se ha reducido un 10,9%, con 530.000 desempleados menos en el último año. En términos desestacionalizados, el desempleo bajó en el tercer trimestre un 3,03% respecto al trimestre anterior.

Entre julio y septiembre se crearon 226.500 empleos (+1,24%), por encima de los 182.200 puestos de trabajo que se generaron en el tercer trimestre de 2015 y por encima de los 151.000 empleos creados en el mismo periodo de 2014.

En el último año, la ocupación ha aumentado en 478.800 personas, a un ritmo anual del 2,65%, frente al 2,4% del trimestre anterior. De este total, el sector privado creó 217.700 empleos y el sector público, 8.900 puestos de trabajo.

En cuanto a la calidad del empleo, poco nuevo se puede decir: sigue siendo precario y temporal y así lo certifica la EPA: el número de asalariados creció en 216.7800 personas en el tercer trimestre, pero sólo 29.100 con contrato indefinido y en 245.900 los que tienen un contrato temporal.

Los hogares con todos sus miembros en paro

Ejemplo de la precariedad y de la dificultad de la situación es otro dato que suele destacarse mucho en la EPA: eEl número de hogares con todos sus miembros en paro. Disminuyó en el tercer trimestre de 2016 en 55.500, pero sigue estando en niveles inaceeptables: un total de 1.438.300, de los que 357.200 son unipersonales.

Por el contrario, el número de hogares en los que todos sus miembros activos están ocupados aumentó en 160.800, hasta 9.823.000, de los que 1.854.300 eran unipersonales.

En comparación con el mismo periodo de 2015, el número de hogares con todos sus miembros en situación de desempleo se redujo en 134.700, mientras que los que tenían a todos sus activos ocupados creció en 357.000.