Publicado: 01.12.2015 22:17 |Actualizado: 02.12.2015 07:00

La cotización media a la Seguridad Social cae a su nivel más bajo en seis años

La contratación temporal, el retroceso de los salarios y las bonificaciones a los empresarios merman las arcas de las que se nutren las pensiones.

Publicidad
Media: 3.20
Votos: 5
Comentarios:
La ministra de Empleo, Fátima Báñez, y el secretario de Estado de Empleo, Tomás Burgos. - Foto EFE

La ministra de Empleo, Fátima Báñez, y el secretario de Estado de Empleo, Tomás Burgos. EFE

MADRID.- las crecientes facilidades a la contratación dadas por el Gobierno a los empresarios le han permitido engordar las estadísticas de empleo. Pero están teniendo un efecto demoledor para la Seguridad Social, sobre la que recae el pago de las pensiones. Los últimos datos de recaudación, correspondientes a octubre, así lo confirman.

A lo largo de los diez primeros meses del año, el número medio de afiliados ascendió a 17.053.934, lo que supone un 3,2% más que en el mismo periodo de 2014. En cambio, los ingresos del sistema, en términos de derechos reconocidos (cobrados efectivamente o no), subieron sólo un 2,2%, al pasar de 65.391 a 66.842 millones de euros.



La cotización media entre enero y octubre fue de 3.919,45 euros, frente a los 4.002,51 euros de 2012

Como consecuencia de ello, la cotización media por afiliado entre enero y octubre de 2015 fue de 3.919,45 euros, la cifra más baja desde 2009, en que cayó a 3.873,33. A partir de entonces, repuntó ligeramente y en 2012 alcanzó los 4.002,51 euros, debido a que el fuerte ajuste laboral de ese año se cebó con los trabajadores más precarios.

Desde entonces, la cotización media por afiliado durante los diez primeros meses no ha dejado de disminuir: 3.994,49 euros en 2013; 3.957,55 en 2014 y los ya mencionados 3.919,45 en 2015. El recurso constante de los empresarios a la contratación temporal, el retroceso de los salarios y las bonificaciones en las cuotas explican ese fenómeno.

Hoy, la cotización media por afiliado está por debajo de la existente antes de la llegada de Mariano Rajoy a la Moncloa a finales de 2011, pues entre enero y octubre de ese año había sido de 3.972,03 euros; es decir, 52,58 euros más que en el mismo periodo de 2015.

En valores absolutos, el empeoramiento también resulta evidente. Pese al aumento de los dos últimos años, el número de afiliados ha descendido de 17.470.802 a 17.053.934. Otro tanto ocurre con los ingresos totales de la Seguridad Social, que sumaron 69.394 millones en los diez primeros meses de 2011 y en 2015 no han pasado de 66.842.

Todo ello, junto con el aumento de los gastos, debido a la jubilación de trabajadores con derecho a percepciones más altas, está provocando un desfase en las cuentas del sistema, cubierto por el Gobierno a costa del Fondo de Reserva. A lo largo de la legislatura, el hachazo a la llamada hucha de las pensiones ha sido de 40.000 millones de euros.

Etiquetas