Público
Público

Coyuntura La inflación mantiene una fuerte alza en febrero por la energía y los alimentos

La tasa interanual del IPC sigue en el 3%, igualando el registro de enero, a pesar de una baja mensual del 0,4%

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Una mujer hace la compra en un mercado de Madrid. EFE

El Instituto Nacional de Estadística confirmó el martes una fuerte subida de los precios en febrero al mantenerse el incremento en las partidas de energía y alimentos. El INE mantuvo su estimación provisional de que la tasa interanual de inflación en febrero subió hasta el 3,0%, igual que el dato preliminar y el dato registrado el mes anterior, que marcó su nivel más alto desde octubre de 2012.

El dato está por encima del objetivo de estabilidad de precios del Banco Central Europeo, cuya meta es mantener la inflación por debajo del 2%, pero próxima a ese valor, y se suma a un debate sobre cuánto durará el estímulo monetario del banco.

En términos mensuales, la inflación de febrero fue del -0,4%, una décima inferior a la registrada en enero aunque una décima superior al dato provisional del segundo mes del año. El IPC armonizado con la Unión Europea se situó en el 3,0%, también en línea con el dato preliminar y las previsiones del mercado.

La inflación subyacente, que excluye los precios de los alimentos no elaborados y los productos energéticos, alcanzó una tasa interanual del 1,0% en febrero, una décima menos que el mes anterior. 

En el mantenimiento del IPC interanual de febrero ha influido la subida en siete décimas de la tasa de alimentos y bebidas no alcohólicas, hasta el 1,7%, motivada principalmente por el encarecimiento de las legumbres, las frutas y las hortalizas frescas, así como el repunte en casi un punto de la tasa del transporte, hasta el 8,5%, causado por el mantenimiento de los precios de los carburantes, frente el descenso que experimentaron en febrero de 2016.

El incremento de precios en estos dos grupos se vio compensado por el descenso de los precios de la electricidad, lo que llevó al grupo de vivienda a recortar en 1,5 puntos su tasa interanual, hasta el 5,9%. En contraste con la bajada del precio de la luz, el del gasóleo para calefacción se incrementó en febrero.

En términos mensuales, el IPC retrocedió un 0,4% en el segundo mes del año por el abaratamiento de la electricidad, del vestido y el calzado y del menaje, descensos que contrastaron con las subidas de los servicios de alojamiento y la restauración; frutas y legumbres y hortalizas frescas y paquetes turísticos.